Empiezan a desmantelar el trazado del tren Ruta de la Plata, que será vía verde

Estación de Baños de Montemayor, ya sin vía. Sobre estas líneas, foto de archivo con el carril./D. Palma
Estación de Baños de Montemayor, ya sin vía. Sobre estas líneas, foto de archivo con el carril. / D. Palma

Adif comienza a retirar los carriles y traviesas en Baños de Montemayor, y desde ahí seguirá durante 48 kilómetros hasta llegar a Plasencia

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

Es una fotografía histórica. 32 años y medio después de que el tren Ruta de la Plata cubriera su último trayecto con viajeros, la vía por la que circuló empieza a ser desmantelada. La vía principal y las de servicio, los carriles, las traviesas, las sujeciones... Todo irá desapareciendo en los próximos días. Esa imagen del balasto como lo único que queda allí donde antes había raíles por los que durante décadas circularon máquinas supone la despedida para siempre a la vieja línea de Palazuelo (hoy estación de Monfragüe) a Astorga. Y es también el primer paso de la cuenta atrás que culminará con la puesta en servicio de la Vía Verde de la Plata.

Más información

El encargado de retirar ese material es Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), que ha empezado el desmantelamiento en Baños de Montemayor, y desde ahí continuará hasta llegar a Plasencia. En total son 48,5 kilómetros que utilizarán ciclistas y senderistas, los usuarios más habituales de la red de vías verdes españolas.

La imagen de unos y otros devolviendo el uso al trazado abandonado se verá antes de mayo del año 2019. Así será siempre que se cumpla el contrato de arrendamiento que hace cinco semanas rubricaron Adif y la Junta de Extremadura, y en el que se establece un plazo máximo de dos años, contados desde la firma, para ejecutar las obras de adecuación que permitan la puesta en marcha de la vía verde. El nuevo camino ocupará la plataforma sobre la que discurría el trazado, que cruza los términos municipales de Plasencia, Oliva de Plasencia, Villar de Plasencia, Cabezabellosa, Jarilla, Casas del Monte, Segura de Toro, Aldeanueva del Camino, Hervás y Baños de Montemayor.

Todos ellos fueron durante años lugares de parada del que era conocido como ‘tren martero’ (porque muchos viajeros lo cogían para ir al mercado que se celebra cada martes en Plasencia) o ‘guarrillero’ (por la cantidad de animales que solía transportar, en particular cerdos).

Sin funcionalidad

La infraestructura que se está retirando «ya no responde a la funcionalidad para la que fue concebida», explicaba el pasado 1 de junio Adif. En este sentido, la administración central ha comentado varias veces en los últimos años que en el hipotético caso de que el tren Ruta de la Plata volviera a circular –una opción que a día de hoy no se contempla–, no lo haría por la traza que está siendo desmantelada, pues no sirve para los trenes actuales. Entre otros motivos, por argumentos técnicos como la pendiente excesiva en distintos tramos o el radio de algunas curvas.

Esto, sin embargo, no ha acabado con la actividad de quienes reclaman la reapertura de la línea Plasencia-Astorga para acabar con el vacío ferroviario que supone que no haya circulación desde la capital del Jerte hacia el norte de España. De hecho, un grupo de defensores de la reapertura del tren Ruta de la Plata, entre ellos el naturalista Joaquín Araújo, se manifestó el pasado 17 de mayo en la estación de Plasencia.

Adif comenta ahora que «se ha realizado ya el levantamiento en el término municipal de Baños de Montemayor, y en el resto de términos municipales hasta Plasencia se irá produciendo de forma progresiva conforme el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente vaya aprobando los proyectos de acondicionamiento del trazado en vía verde, tal como se firmó en el convenio con la Junta».

Otro trabajo que se está haciendo en estos días es definir qué elementos de la infraestructura que se está levantando deben preservarse como parte del Patrimonio Industrial Ferroviario de la línea. Es una cuestión que compete a los ayuntamientos, y hasta el momento solo se ha pronunciado el de Hervás, asegura Adif, quien además avanza que sus técnicos «realizarán una visita en los próximos días con representantes de Emfesa (Enajenación de Materiales Ferroviarios) para terminar de concretar este aspecto tan importante». Una parte del material que se está retirando en estos días será tratado para que se pueda reutilizar, mientras que el resto saldrá a la venta en concurso público.