Hoy

Adif mantiene paralizado el desmantelamiento de la vía del tren Ruta de la Plata

Aficionados al senderismo caminan por un tramo abandonado, cerca de Plasencia. :: hoy
Aficionados al senderismo caminan por un tramo abandonado, cerca de Plasencia. :: hoy
  • Cáceres es la única provincia en la que aún no ha empezado el desmontaje, que sí se ha hecho en León, Salamanca y Zamora

El Administrador de Infraestructuras Ferroviaria (Adif) asegura que el desmantelamiento del trazado que discurre por la Vía de la Plata está «paralizado», según lo confirmó a este diario. Esta decisión convierte a Cáceres en la única provincia del trayecto Palazuelo-Astorga (341 kilómetros) en la que no se ha iniciado el proceso de desmontaje de ningún kilómetro de vías, tornillería, traviesas y demás elementos que durante décadas facilitaron el paso de trenes de pasajeros y mercancías entre Extremadura y Castilla y León.

En noviembre del año pasado, operarios y máquinas comenzaron a desmontar la infraestructura en la provincia de Salamanca, en concreto a la altura de la localidad de Carbajosa de la Sagrada, en la conexión entre la capital charra y Alba de Tormes. Y hace un año, idéntica tarea se empezó a realizar en la provincia de Zamora. En concreto, en la segunda mitad de septiembre del año pasado, las máquinas comenzaron a desmantelar la infraestructura ferroviaria del tramo entre Barcial del Barco y Maire de Castroponce. Poco después, los trabajos continuaron hasta La Bañeza (ya en la provincia de León) y en el tramo entre Cubo del Vino y Zamora.

En Extremadura, por contra, no han empezados esas tareas de desmantelamiento. Las vías del tren Ruta de la Plata siguen en su sitio, aunque en la mayor parte de su trazado es evidente su estado de deterioro, producto del abandono y la falta de uso. Hay excepciones como el tramo situado a la altura de la antigua estación de Hervás, reconvertida en alojamiento turístico, especialmente frecuentado por caminantes y ciclistas que eligen la Vía de la Plata en su peregrinaje hacia Santiago de Compostela. En la localidad cacereña, junto a la estación, hay un centro de interpretación del ferrocarril.

La línea que unía Plasencia (desde la estación de Palazuelo) y Astorga fue cerrada por acuerdo del Consejo de Ministros en el año 1985, y el motivo esgrimido por las autoridades fue la falta de rentabilidad. Ya en ese año no circuló por la Ruta de la Plata ningún convoy con pasajeros. Desde entonces se han sucedido las reclamaciones para que ese trazado histórico recuperara su actividad. Ayuntamientos, plataformas y otros colectivos sociales han mantenido -y siguen haciéndolo- sus reivindicaciones para que el trazado vuelva a tener uso pero hasta ahora, ningún plan ha fraguado.