El Consorcio pagará un 30% más por la gestión del Festival de Mérida

Representación de 'Hipólito' en la pasada edición del Festival de Mérida./HOY
Representación de 'Hipólito' en la pasada edición del Festival de Mérida. / HOY

El presupuesto inicial del pliego es de 5,93 millones de euros, con el IVA incluido, y la oferta económica pierde peso en el nuevo concurso

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

La gestión del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que durante los últimos ocho años ha recaído en la empresa Pentación Espectáculos, volverá a salir a concurso en el presente ejercicio. El Consorcio del Festival de Mérida ha aumentado la oferta respecto a la última convocatoria y está dispuesto a pagar un 29,25% más por la organización y dirección del evento en 2020 y 2021. El presupuesto de licitación, según el anuncio publicado este lunes, asciende a 4,9 millones de euros (sin IVA), mientras que las bases de 2016 reflejaron 3,47 millones. Sumando los impuestos, el nuevo contrato sale con un importe de 5,93 millones de euros.

Eso no quiere decir que el Consorcio acabe desembolsando tal cantidad de dinero. En el proceso resuelto en el año 2016, en el que la gestión del Festival quedó en manos de Pentación Espectáculos –la compañía que dirige el empresario teatral Jesús Cimarro–, el precio de adjudicación se quedó en 3,14 millones, ya con el IVA incluido, lo que supuso una rebaja del 25% sobre el precio de salida, también con impuestos.

En el anuncio, el concurso se define para la contratación de la 'dirección, programación, realización artística y técnica, gestión, ejecución y liquidación de todas las actividades a realizar para la organización del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida'.

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 22 de junio, cinco días antes de que comience la edición de 2019

Hace tres años, en la licitación convocada, el plazo de ejecución quedó establecido en dos años (2017 y 2018), pero una cláusula del contrato preveía su prórroga por un plazo que no podría ser superior al periodo inicial, como finalmente así acordaron ambas partes implicadas.

Si el presupuesto de licitación asciende casi un 30%, también crece el valor estimado del contrato, aunque en un menor porcentaje. En 2016 se estableció en 11,48 millones de euros, mientras que en el anuncio recientemente publicado se sitúa en 14,69 millones, una subida del 21,85%.

En este apartado se incluyen los importes del contrato sin el IVA, las posibles prórrogas del mismo, las modificaciones que se puedan producir y los ingresos previstos en concepto de taquilla y patrocinios mientras el contrato esté en vigencia.

Criterios

También se observan cambios en los criterios de adjudicación. La oferta económica se pondera con 33 puntos de 100; los criterios que dependen de juicio de valor alcanzan los 49 puntos, y los definidos como otros aspectos cuantificables se quedan en 18. Hace tres años, el mayor peso era el de la oferta económica, con 60 puntos, mientras que los 40 restantes se repartían, a partes iguales, entre otros criterios cuantificables.

El plazo de presentación de las solicitudes finaliza el 22 de junio, cinco días antes de que comience la próxima edición del festival, que se desarrolla hasta el 25 de agosto. Al respecto se refirió Cimarro en la mañana de este lunes, que aseguró no haber tenido tiempo para ver el anuncio y, por tanto, no se atrevió a avanzar si su empresa concurrirá o no a la licitación. «De momento estamos centrados en lo que importa, que es la edición que comienza en un mes», expuso el director de Pentación Espectáculos.

«Estamos centrados en la organización de este año; no he visto el anuncio y no puedo saber si vamos a concurrir», dice Cimarro

Sin embargo, en caso de querer repetir en la gestión del festival, la productora de Cimarro deberá decidir su participación en el proceso en las próximas cuatro semanas. De no hacerlo, la organización de la cita pasaría a manos de otra empresa por primera vez, ya que las ocho ediciones de gestión privada han correspondido a la misma compañía. Entre 2012 y 2016, el Gobierno de José Antonio Monago encargó de manera directa la responsabilidad de uno de los eventos culturales más importantes de la comunidad a esta empresa.

Ya en el concurso de 2016 fueron tres las empresas que se presentaron, siendo propuesta Pentación Espectáculos por la mesa de contratación, en cuya valoración económico quedó en segunda posición y solo tuvo tres puntos de diferencia respecto a la segunda en el global.