De Badajoz rumbo al Congreso

Víctor Píriz (PP), Víctor Sánchez del Real (Vox), Valentín García (PSOE), María José Calderón (Cs) y Daniel Hierro (Podemos). :: J. V. Arnelas/
Víctor Píriz (PP), Víctor Sánchez del Real (Vox), Valentín García (PSOE), María José Calderón (Cs) y Daniel Hierro (Podemos). :: J. V. Arnelas

El diario HOY reúne a los aspirantes por PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

El martes pasado estaba previsto que lloviera entre las nueve y la diez y la predicción acertó, por eso casi resultó milagroso que a las nueve y media apareciera un claro para conseguir una foto que también resultó inesperada por complicada de organizar. No era sencillo acordar día y hora con cinco candidatos que son cabezas de lista por Badajoz de cinco partidos políticos a dos días del inicio de la campaña electoral. Esta fecha que da el pistoletazo de salida a actos, mítines y presentaciones está cada vez más difuminada. Los aspirantes hace semanas que recorren su provincia al ritmo que marcan unas agendas agotadoras que imponen unos equipos cada vez más profesionalizados y HOY los citó con menos de 24 horas de antelación. Pero los asesores reaccionaron con reprís suficiente ante lo que sabían que era una foto de portada que no debían perderse.

Por el simbolismo que encarnan estas construcciones, el lugar elegido fue uno de los puentes de Badajoz. El primero en llegar, con diez minutos de antelación, fue el candidato de Vox (Víctor Sánchez del Real). A continuación, prácticamente a la vez, los de PP (Víctor Píriz) y PSOE (Valentín García). Fuera de hora al tener que llegar desde Don Benito, la candidata de Ciudadanos (María José Calderón). Al límite, apareció el representante de Podemos (el único que llegó sin asesor), que tuvo que ser el número dos (Daniel Hierro) ante la imposibilidad de que compareciera la cabeza de lista (Amparo Botejara), quien tenía cita ineludible en Madrid en un plató de La Sexta y debía viajar en tren desde Badajoz ese día, lo que la obligaba a salir a las siete de la mañana.

Con esta explicación el primer tema de actualidad –el de las deficiencias ferroviarias– estaba servido para dar pie a una conversación durante la espera.

«Si lo llego a saber le hubiera ofrecido llevarla a Madrid en mi coche, que salgo ahora mismo para allá y voy solo», comentó el candidato de Vox, lo que hubiera propiciado una escena de rivales antagónicos colaborando entre ellos que hubiera hecho mucho bien a la política. «No habrías tenido ningún problema porque Amparo no es Pablo Iglesias», le espetó el representante del PSOE al de Vox, quien en broma dijo que al menos hasta Navalmoral de la Mata podía elegir ella la música.

Lo que al principio era un grupo disperso, con los minutos el corro se fue cerrando al resguardo de Puerta Palmas y el ambiente se fue destensando mientras se alejaban la nubes.

Conocerse

El candidato del PP recordaba perfectamente al asesor de prensa de Vox, que había colaborado anteriormente en el equipo de Monago. Por su parte, el representante del PSOE vaticinaba que el candidato de Podemos llegaría tarde pero llegaría, como finalmente ocurrió. Hay que decir que el número dos de Podemos fue avisado con menos tiempo al ser sustituto de última hora de su compañera cabeza de lista, pero opinaba que su partido debía estar en esa foto.

Por su parte, la cabeza de lista de Ciudadanos, que era quien llegaba de más lejos y también se hizo esperar aparcó como pudo y se bajó de un salto de su coche pensando quizás que la foto ya había tenido lugar sin ella. No era así pues aunque casi todos tenían citas a continuación esa misma mañana lejos de Badajoz comprendieron y disculparon los retrasos del adversario. Buen rollo para empezar la campaña. La cita fue breve, pero sirvió para que adversarios políticos que no se habían visto jamás y compiten por el mismo voto se conocieran entre ellos.

Mientras el fotógrafo José Vicente Arnelas los hacía avanzar juntos por el Puente de Palmas hacia el objetivo de su cámara los rostros se fueron relajando, surgió algún chiste y la conversación se fue naturalizando demostrando que antes que políticos rivales los candidatos son personas corrientes, al menos los que compiten por un puesto en el Congreso representando a la provincia de Badajoz.