Vara se compromete a gobernar con humildad pero siguiendo su programa

Vara anoche en la sede del PSOE en Mérida antes de dirigirse a los suyos tras confirmar la mayoría absoluta al filo de la una y media. :: Lorenzo Cordero

El líder del PSOE dijo que debía esta victoria por mayoría absoluta a su partido desde la derrota de 2011

J. López-Lago
J. LÓPEZ-LAGO

Uno de los momentos más emotivos para la familia socialista que se reunió ayer en Mérida fue cuando Guillermo Fernández Vara compareció anoche y recordó que tras la derrota de 2011 que sumió en la depresión al partido y permitió gobernar al PP él se comprometió a devolverle al PSOE la grandeza con una mayoría absoluta.

Ocho años después, Guillermo Fernández Vara recuperó la mayoría absoluta para el PSOE en Extremadura y cuando anoche valoró este resultado se comprometió a hablar con todos y a trabajar con humildad y recuperar el consenso perdido.

«Sé que las mayorías no se dan para envilecerte ni encanallarte sino para trabajar», dijo a la una y media de la madrugada desde la sede del partido en Mérida, hasta donde fueron llegando cargos del partido para celebrar una victoria que se extiende también a muchos municipios.

Sobre que Vox no consiga escaño dijo que se ha debido sobre todo al voto de la mujeres

El presidente afronta ahora su tercera legislatura -la segunda de manera consecutiva- y sumó un escaño más de los necesarios para poder gobernar en solitario, una mayoría absoluta que no se confirmó hasta el último momento, cuando pasadas la doce y media llegó el escaño 33 y a los pocos minutos el 34, de ahí que hasta ese momento la euforia por saberse ganador estuviera contenida.

«Esto es un enorme caudal de responsabilidad», señaló ayer con todo su equipo de gobierno detrás, una foto de la victoria a la que se sumaron varios miembros de la ejecutiva socialista. Su mujer, María Luisa, rehusó acaparar protagonismo y se quedó en un segundo plano.

«Mi enorme agradecimiento y gratitud para los compañeros y compañeras de los pueblos», dijo mientras los presentes estallaban en aplausos.

A partir de hoy analizarán la estrategia para conseguir las ciudades de Cáceres y Badajoz

Vara también celebró el «magnífico resultado en ayuntamientos con el PSOE dispuesto a liderar los cambios y abriendo cauces de diálogo para lograr la estabilidad», dijo aludiendo a Badajoz y Cáceres sin citarlos, donde el PSOE ha sido el partido más votado pero deberá entenderse con otras formaciones.

Vara dará esta mañana una rueda de prensa para seguir valorando estas elecciones y también hoy está previsto que acuda a Madrid a una reunión de la comisión ejecutiva federal. No hay que pasar por alto que el extremeño no solo conserva el gobierno regional sino que ha sido el candidato autonómico de su partido con mejor resultado en términos relativos. El miércoles reunirá en Mérida a su comisión ejecutiva regional para matizar las estrategias a seguir, dijo ayer Vara.

«Campaña ejemplar»

La única pregunta que respondió fue sobre cómo Vox no había conseguido entrar en la Asamblea, pese a que hasta el último momento contaba dos escaños que se quedaron en cero al no superar el umbral del 5%. «Los ciudadanos siempre deciden, pero en este caso creo que esto ha tenido más que ver con la ciudadanas», respondió mientras la sala estallaba de nuevo en aplausos.

«Esto es un enorme caudal de responsabilidad», dijo anoche el líder socialista

Según empezó diciendo Vara, todos los adversarios le habían telefoneado ya para felicitarle por su victoria. Además, habló de una «campaña ejemplar, limpia y transparente que hace que me sienta orgulloso de dedicarme a esta tarea», dijo.

Sobre el futuro inmediato de su equipo el presidente extremeño siguió con su discurso habitual y habló de seguir trabajando en áreas clave como empleo, igualdad y calidad de servicios públicos. Declaró que la que ya ha terminado «ha sido una legislatura muy díficil», y a partir de ahora habló de hacer una política «de proximidad, sencillez y humildad», aunque sin renunciar al programa político que él ha defendido y que ha tenido el respaldo de miles de ciudadanos.

Según Vara él tenía la intuición de esta victoria tan arrolladora. «Cuando iba por la calle con María Luisa y me iba encontrando con la gente, que te aprieta fuerte la mano, eso es que te están diciendo que una parte de su vida tiene que ver con la tuya»