Mbappé mete a Francia en octavos y fulmina a Perú

Mbappé celebra su gol con Griezmann. /Jorge Guerrero (Afp)
Mbappé celebra su gol con Griezmann. / Jorge Guerrero (Afp)

Un gol del extremo permite la clasificación de una Francia con dos caras y elimina a la animosa selección andina

Pedro M. Campos Dubón
PEDRO M. CAMPOS DUBÓN

El que hace lo que puede no está obligado a más. El generoso refranero español tiene para todo y para todos. Hasta para Perú. El equipo que dirige el argentino Ricardo Gareca será recordado por ofrecer un fútbol preciosista, por alegrar la vista de los aficionados y por morir con sus convicciones. Pero falleció. El señor lo tenga en su gloria. Deja el Mundial de Rusia tras perder contra Francia. Un gol de Mbappé en la primera mitad deja a su equipo clasificado para octavos tras dos victorias. Seis puntos y mil dudas.

Deschamps se relame cada vez que tiene que dibujar su equipo. Contar con futbolistas como Mbappé, Griezmann, Pogba o Kanté te hace bajar las pulsaciones. Tranquilidad absoluta. Sabes que en algún momento una genialidad te salvará. Así está ocurriendo en la Copa del Mundo. Debería haber ganado sus dos partidos por aplastamiento. Y ha sufrido tanto con Australia como con Perú, dos formaciones sin pedigrí necesario para rozar a los galos.

1 Francia

Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernandez; Kanté, Matuidi; Mbappé (Dembelé, m.75), Pogba (Nzonzi, m.89), Griezmann (Fekir, m.80); y Giroud.

0 Perú

Gallese; Advíncula, Ramos, Rodríguez (Santamaría, m.46), Trauco; Aquino, Yotum (Farfán, m.46); Carrillo, Cueva (Ruidíaz, m.82), Flores; y Guerrero.

Goles
Mbappé, minuto 34.
Árbitro
Mohammed Abdulla (EAU), amonestó a los franceses Matuidi (16) y Pogba (86) y a los peruanos Guerrero (23) y Aquino (80)
Incidencias
Encuentro de la segunda jornada del grupo C del Mundial de Rusia disputado en el Estadio Central de Ekaterimburgo ante unos 35.000 espectadores.

Y eso que la primera parte fue azul. Además del gol, las ocasiones claras fueron de los franceses. Excepto un lanzamiento desde la lejanía de Aquino y una grandísima ocasión de Guerrero que desbarató Lloris, el resto de opciones fueron de Francia. Le daba igual que el balón lo controlara Perú, muy cómodos con el balón en los pies, el que remataba la faena era el equipo europeo. Griezmann se valía de tener con él a Giroud. Le ha pasado como en el Atlético. Sufrió en la primera parte de la temporada. Llegó Diego Costa a su vida y volvió la felicidad. El menudo francés necesita un acompañante potente que le surta de balones y le libere de pelearse con las torres rivales.

Griezmann en dos ocasiones, Pogba con un zapatazo y Varane de cabeza pudieron batir a Gallesse. Pero fue Mbappé quien lo consiguió en el minuto 34 tras cazar en el área un balón rechazado. Premio al menos por el número de boletos comprados. El atlético Lucas pudo ampliar la diferencia casi al final de la primera parte. Todo esto llegaba porque en el centro del campo Pogba y Kanté dirigieron el tráfico como dos policías expertos. El alto y el bajo sostienen a Francia, lo balancean a su gusto y dejan que los que de arriba se desaten.

La segunda fase sólo tuvo el color blanquirrojo de Perú. Dominó, tocó el balón y tuvo ocasiones para igualar. Casi no habían sudado tras salir del vesutario y Aquino mandó un zapatazo espectacular a la cruceta de Lloris, que vio como su partido cien acaba milagrosamente inmaculado. La formación peruana arriesgaba más, sabía que era su última oportunidad para continuar en Rusia y metía a los franceses en su campo. Pero sin pólvora no hay mascletà. Guerrero, su gran figura, volvía a la titularidad, pero lo echaron de menos. Salió en la tele las veces que se peleó con Umtiti, no por disfrutar de opciones para marcar. Pero los andinos no se desanimaron. Juegan felices y se nota. Ni en la presión total abandonan su estilo. Advíncula en un chut alto y Farfán en un salto a pase de Carrillo pudieron toser a Francia, pero se quedó en soplido.