Morgado, otro estreno 25 años después

Sergio y César, dos generaciones de Morgado debutaron en el Badajoz separadas por 25 años. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS/
Sergio y César, dos generaciones de Morgado debutaron en el Badajoz separadas por 25 años. :: JOSÉ VICENTE ARNELAS

César debuta como jugador del Badajoz justo 25 años después de que lo hiciera su padre Sergio

Javi Pérez
JAVI PÉREZBadajoz

Apenas tenía 8 meses cuando su padre debutaba como jugador del Badajoz en El Vivero. Aquel 5 de septiembre de 1993 Sergio Morgado emprendía en el equipo de su ciudad su última etapa como futbolista. Justo 25 años y cuatro días después, su hijo César volvía a vestir el apellido Morgado de blanquinegro.

Sergio Morgado Rodríguez (Badajoz, 1963) había vuelto a casa para preparar su retirada que se produciría dos años después tras su exitosa trayectoria en el Atlético de Madrid y Espanyol en Primera. Jugó 41 partidos con el Badajoz entre las temporadas 1993-94 y 1994-95, 32 en Segunda (29 en la 93/94 y 3 la 94/95) y 9 en la Copa de Rey (6 en la 93-94 y 3 la 94-95). En realidad su estreno se produjo tres días antes -2 de septiembre- en la Copa del Rey (0-3 en Santa Eulalia) como el propio Sergio Morgado recuerda. «Mi primer partido fue en Copa del Rey en Santa Eulalia y ganamos en un campo que era horroroso. Creo que era de tierra, entonces no existía el césped artificial. Y el primer partido en liga fue en El Vivero frente al Toledo», comenta. De aquel tiempo guarda momentos inolvidables por el excelente arranque del Badajoz. «El primer año tuvimos una primera vuelta muy buena y estuvimos primeros».

ESTRENO BLANQUINEGRO

Sergio Morgado
Debut 5 de septiembre de 1993 (Badajoz, 2-Toledo, 0). Segunda.
César Morgado
Debut 9 de septiembre de 2018 (Badajoz, 0-Murcia, 0). Segunda B.

César Morgado Ortega (Barcelona, 1993) debutaba este domingo con el Badajoz, cinco lustros después que su padre. «Me dio alegría verle jugar contra un rival importante como era el Murcia. Lo menos satisfactorio fue el resultado, pues creo que merecieron más», apunta Sergio. Morgado hijo ya tenía ganas de enfundarse la blanquinegra de forma oficial. «Llevaba dos semanas sin entrenar apenas y estaba renqueante por la lesión. Creo que aguanté bien. Me estoy cuidando bastante para llegar los domingos bien. Estoy contento por el partido que hicimos, pero una pena por el resultado como ha dicho mi padre porque las ocasiones más claras las tuvimos nosotros».

Sergio Morgado Padre y exjugador del Badajoz «Es joven, hay pocos centrales zurdos y tiene que aprovechar esas circunstancias»

César Morgado Hijo y jugador del Badajoz «Sientes algo diferente porque es el equipo con el que has crecido y te duelen más las derrotas»

César Morgado es la tercera generación, pues un tío de su padre, Joaquín Rodríguez Alfaro, es leyenda viva blanquinegra de los años 40, de la época del mítico Isidoro. «Su tío (Alfaro) también jugó aquí. Por casa son todos recuerdos del Badajoz. Siento mucha felicidad por jugar en el Badajoz y si puede ser en una categoría superior, pues mucho mejor». Sergio relata la doble alegría en casa y honra a su tío por parte de madre. «Joaquín se puso muy contento porque venía a jugar al Badajoz. Tiene 96 años y hace poco le hicieron un homenaje. Decían que era muy bueno, un extremo derecho rapidísimo».

La trayectoria de Sergio como jugador y director deportivo en el Espanyol, Albacete y Badajoz le avala para, además de padre, darle los mejores consejos a su hijo. «Casi siempre me dice que esté seguro, fuerte y fácil», cuenta César. Su padre completa la frase. «Le ha faltado decir que hay que ser buen profesional. Se puede hacer bien o mal, pero que nadie tenga dudas de tu profesionalidad». A Sergio se le plantea que vuelva a ponerse en su faceta de director deportivo como si le tuviera en su agenda de fichajes. «Le veo como un chico que tiene bastante cualidades. Tiene buen físico, buen desplazamiento de balón, va bien a nivel defensivo en el juego aéreo y a nivel ofensivo también, de hecho en casi todos los equipos ha metido cuatro o cinco goles por temporada. Es joven, hay pocos centrales zurdos en el mundo del fútbol y tiene que aprovechar esas circunstancias». César reconoce que en casa no hay piques ni bromas entre progenitor y vástago. «Mi padre ha estado diez años en Primera División y no me puedo comparar». Sergio espera que la apuesta del grupo Premium cuaje. «Ojalá que el proyecto del Badajoz sea bastante bueno y que a medio-largo plazo vuelva a Segunda como mi época de jugador y director deportivo aquí. No es fácil. Tampoco se puede estar exigiendo desde el primer momento, los proyectos tardan un añito en hacerse».

César ha pasado por canteras como Atlético, Villarreal, Valencia y Córdoba, pero reconoce sentir algo especial en el Badajoz. «Es distinto a todos estos años que he defendido otra camiseta. Al final defiendes al club que te paga. Pero sientes algo diferente porque es tu equipo, el equipo con el que has crecido. Te duele más la derrota, un empate o no hacer un buen partido con el equipo de tu ciudad que con otro equipo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos