Jornada 4

Un maratón para probar plantillas

Arturo Vidal y Lenglet sentados en el banquillo/
Arturo Vidal y Lenglet sentados en el banquillo

Atlético, Barcelona, Real Madrid y Valencia y los tres en la Europa League jugarán siete partidos en apenas tres semanas

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Dicen que la Liga no puede ganarse en los meses de septiembre y octubre pero, en cambio, sí es posible perderla. Tras el parón por los compromisos de las selecciones, y hasta que llegue la siguiente cita internacional, los equipos que compiten en la Liga de Campeones y en la Europa League, afrontan tres semanas de infarto con un calendario muy exigente, en la que los entrenadores medirán su fondo de armario.

La primera rampa de la temporada hará que Real Madrid, Barcelona, Atlético y Valencia tengan que disputar siete partidos -cinco de Liga y dos de Champions League- en apenas 21 días. Mientras, Sevilla, Espanyol y Getafe, deberán afrontar los mismos choques, siete, aunque en su caso los duelos internacionales serán de la Europa League. Un maratón que pondrá a prueba las plantillas y que obligará a las rotaciones en todos los equipos.

El Atlético, actual líder de la competición liguera, comienza su particular maratón de partidos este sábado en Anoeta ante la Real Sociedad. Cuatro días después recibe a la Juventus de Turín en el Metropolitano en la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Sin apenas descanso, le visita el Celta de Vigo el sábado 21, para completar una semana con tres partidos.

El siguiente miércoles, en la primera jornada liguera entre semana, viaja a Mallorca antes de medirse ante su afición el sábado 28 al Real Madrid, en el primer derbi oficial de la temporada tras el 7-3 de la pretemporada. Sin tiempo para respiro, el Atlético comenzará octubre en Moscú, ante el Lokomotiv, para cerrar el primer maratón de la temporada ante el Valladolid en Pucela.

Una situación similar tendrá el Barcelona, que además mantiene la baja de Leo Messi para su particular primera etapa reina. Recibe este sábado al agitado Valencia, en un partido que se presenta vital para los azulgrana tras sus dos pinchazos en San Mamés y El Sadar y ante un equipo que viene en plena tormenta tras la destitución de Marcelino Garcia Toral.

Tres días más tarde se estrena en Dortmund en la fase de grupos de la Champions ante el Borussia del enchufado Paco Alcácer. Luego, en apenas una semana tiene tres compromisos ligueros ante el Granada en Los Cármenes, frente al Villarreal en el Camp Nou –en la jornada entre semana- y se desplaza a Getafe para medirse al equipo azulón. En octubre empieza con un partido duro ante el Inter de Milán en casa y completa el maratón antes del nuevo parón de selecciones con un duelo ante el Sevilla en casa.

El Valencia, en plena tempestad

El Real Madrid también vivirá su particular carrusel de partidos, con diez días especialmente duros. Empieza este sábado ante el Levante en el Santiago Bernabéu y con la reciente baja de Luka Modric en el centro del campo, para viajar a París y comenzar su camino el miércoles en la Liga de Campeones ante el PSG. Sin tiempo de tomar aire, el sábado siguiente visita el Sánchez Pizjuán para medirse al Sevilla de Julen Lopetegui, un duelo con mucho morbo, y en la jornada entre semana recibe a Osasuna.

Cuatro días después llegará el citado derbi madrileño en el Metropolitano, con la intención de resarcirse de la goleada recibía en la pretemporada. El atracón de partidos del equipo blanco finaliza con dos encuentros ante el Brujas en casa, en la segunda jornada de la Liga de Campeones, y recibiendo al Granada cuatro días después.

El cuarto equipo español en la Champions League es el Valencia, que también deberá afrontar tres semanas de vértigo en plena tempestad por la destitución de su entrenador. Habrá que ver su rendimiento tras la enorme tensión entre la plantilla y la directiva antes del estreno en el banquillo de Albert Celades. Para empezar, este sábado visita el Camp Nou y tres días después Stamford Bridge, para enfrentarse al Chelsea.

Al menos, de los cinco duelos que le quedan en este maratón, cuatro serán en casa. En tres días se mide en Mestalla al Leganés y al Getafe en Liga en dos duelos que se esperan muy caldeados, para visitar San Mamés en la última jornada del mes de septiembre. Octubre arranca para los de Celades con dos partidos ante su afición frente al Ajax, en la Liga de Campeones, y ante el Alavés.

Pero no sólo los equipos de la Liga de Campeones sufrirán este atracón de partidos. Sevilla, Espanyol y Getafe, representantes españoles en la Europa League, también deberán afrontar tres semanas de infarto con el agravante de que sus partidos continentales se juegan en jueves y llegan al fin de semana aún con menos descanso.