Fútbol internacional

El Bayern confirma que quiere a Leroy Sané

Lucas Hernández, posando con su nueva camiseta junto a Rummenigge./AFP
Lucas Hernández, posando con su nueva camiseta junto a Rummenigge. / AFP

Lo dejó caer Karl-Heinz Rummenigge en la presentación de Lucas Hernández por el club bávaro

COLPISA / AFPMunich

El Bayern de Munich vuelve al trabajo en un verano que se presenta como clave para la reconstrucción del gigante alemán. Tras la marcha de emblemas como Franck Ribery y Arjen Robben, el presidente del Consejo Directivo del Bayern confirmó lo que buscan en este mercado de fichajes ''Estamos buscando extremos''.

El club alemán, que lleva siete Bundesligas consecutivas, pide calma a sus aficionados «Comprendo que exista impaciencia. Pero no estoy para nada nervioso. Habrá otros fichajes de aquí al 2 de septiembre», fecha del cierre de mercado en Alemania, prometió la antigua estrella de la selección alemana.

Además, recordó que en el pasado el Bayern Múnich ya contrató jugadores justo antes del final del mercado, entre ellos el del español Xabi Alonso o el del holandés Arjen Robben, firmados «cinco minutos» antes del cierre.

Rummenigge se refirió de manera especial al atacante alemán del Manchester City Leroy Sané: «Quería pensar en su futuro durante las vacaciones, es lo que ha hecho, tenemos que esperar a ver si las cosas cambian».

Por otro lado, Thomas Kroth, agente del arquero y capitán del Bayern Manuel Neuer, criticó durante el fin de semana al equipo, diciendo que «todavía no era competitivo», especialmente para brillar en la Liga de Campeones. «Tuve una llamada de teléfono con Manuel Neuer. Kroth no es su portavoz. Es una opinión puramente personal que expresó», dijo Rummenigge. Asimismo, el dirigente calificó de «un poco extraña» la salida de tono del agente. «Teníamos una buena y seria relación hasta ahora», subrayó.

Lucas Hernández, fichado del Atlético de Madrid por 80 millones de euros, expresó su «orgullo» por jugar en el Bayern. El campeón del mundo francés de 23 años, operado a finales de marzo de su rodilla derecha, señaló que su recuperación marcha «bien» y espera el alta de los médicos para empezar a entrenar.