«Hay responsabilidad, aún no se ha estrenado y mucha gente viene»

Belén Cuesta en la sede del Festival de Teatro de Mérida. :: j. m. ROMERO/
Belén Cuesta en la sede del Festival de Teatro de Mérida. :: j. m. ROMERO

Belén Cuesta | Actriz

MARÍA BLANCO

Belén Cuesta tuvo un 'boom' como actriz en 2016. Desde entonces ha estado en películas como 'Kiki el amor se hace' y 'La Llamada'. Estas dos próximas semanas estará en Mérida con 'Metamorfosis' bajo la dirección de David Serrano.

-¿Por qué quiso ser actriz?

-Es algo que desde pequeña, no sé por qué, siempre me atrajo mucho. Tengo el recuerdo de la primera obra de teatro que hice en el colegio o cuando éramos pequeños en verano, hacíamos obras de teatro para la familia y me encantaba. En el colegio me encantaba hacer teatro.

«Le tengo especial cariño a Pomona, una ninfa, es una de las escenas más divertidas de la obra»

-¿Cuál fue su primer papel?

-La primera obra de teatro que yo hice como protagonista fue 'Ifigenia' cuando estudiaba en la ESAD de Málaga. Fue en el Instituto Cervantes de Málaga. Tenía unas pesadillas horrorosas y muchísimo miedo pero lo recuerdo con mucho cariño.

-Han tenido que ampliar un día la función porque casi se ha llenado el aforo. ¿Qué espera del Teatro Romano de Mérida?

-Siento muchísimo respeto porque haya pasado esto. Hay mucha responsabilidad cuando tantísima gente va a venir a verte sin que haya habido ni siquiera un boca a boca porque no se ha estrenado en ningún sitio. Hay también mucha responsabilidad de estar en esas piedras lógicamente. Yo lo que quiero es emocionarme y que sin duda va a pasar porque cuando fui el domingo a ver 'Prometeo' como espectadora ya me sobrecogió y quiero disfrutar. Me siento muy privilegiada de poder estar aquí. Es algo que todos los actores piensan, que es una plaza a la que hay que ir alguna vez en la vida.

-Todos interpretan varios personajes en la obra. En su caso, ¿cuál es su favorito?

-Le tengo especial cariño a Pomona, que es una ninfa. Es una de las escenas más divertidas de la obra, en la que jugamos todos, es muy coral y ese personaje me encanta. En ese momento de la obra David Serrano nos ha permitido volar, los ensayos han sido muy divertidos y creo que al final es un personaje que empieza muy cómico pero luego se va a otro sitio que también es muy interesante a nivel de actriz. Aunque yo arranco con Concha Velasco entrando y hago de una breve narradora que hace las veces un poco como de científica. Y solo empezar los ensayos con Concha ya es muy emotivo también.

- En 2016 tuvo un 'boom' como actriz. ¿Cómo vivió eso?

- Me siento feliz y agradecida porque esta profesión es muy difícil y que de repente te llamen para trabajar es una fortuna inmensa. Hay veces que a lo mejor estás rodando o ensayando y estás cansada y al segundo piensas la fortuna que tenemos y se te pasa el cansancio y todo.

- Tuvo un papel en 'Kiki el amor se hace', de Paco León. ¿Cómo fue trabajar bajo su dirección?

- Paco es una persona tan inteligente y tan brillante y tan único que yo nunca he trabajado de esa manera tan peculiar que tiene él. Tenía un guion pero no nos lo daba a los actores, era una forma de hacer cine muy teatral, muy interesante. Hace que el propio rodaje se eleve, sea libre, que puedas jugar.

-Actuó en la película 'La Llamada' y ahora en la serie 'Paquita Salas'.

-Paquita la hemos hecho entre amigos. Es sin duda alguna lo más especial de mi carrera porque son proyectos que hemos hecho con amigos y que de repente han gustado. Si hay suerte de trabajar de lo nuestro y el poder hacerlo con amigos, lloras de emoción.

-¿Con qué proyecto está actualmente?

-Ahora con 'Metamorfosis', luego hay varias películas que se estrenan en septiembre o en octubre. Vamos al Festival de Cine de Donosti a presentar 'La trinchera infinita'. También hay otras cosas a la vista pero como buena andaluza supersticiosa que soy no lo digo hasta que no se pueda decir y se cierre todo.