Salvemos la Montaña: «Nos sentimos escuchados, estamos sumando fuerzas»

Intervención en el último Pleno de una vecina afectada. :: hoy/
Intervención en el último Pleno de una vecina afectada. :: hoy

La plataforma ciudadana mantiene la concentración convocada para el próximo 3 de febrero

C. NÚÑEZ CÁCERES.

La plataforma ciudadana Salvemos la Montaña, que se ha movilizado a conciencia durante los últimos meses en contra del proyecto de Valdeflores, se mostraba ayer «agradecida» por las declaraciones del PP. «Todo cuenta, es bueno que un partido político recapacite», explicaba a este medio Eduardo Mostazo, uno de los portavoces de este colectivo social. «Nos sentimos escuchados, porque vemos nuestra lucha como la de David contra Goliat, se ha sumado una gran fuerza política y eso es fabuloso, y nos gustaría que otras fuerzas también den ese paso, como ya hizo Podemos».

Añaden que les gustaría que Elena Nevado, como alcaldesa, diera un paso firme y «echara a las máquinas que están en la zona». Se trata de maquinaria que está haciendo movimiento de tierras dentro del proceso de investigación en el que se encuentra este proyecto.

También piden a la primera edil que «comparta la información que tiene con la ciudadanía para que no continúe una polémica y que está enfrentando a la gente». Tienen una propuesta concreta para los partidos: una reunión informativa cara al público para poner en común todos los detalles que se poseen.

La plataforma continúa con el llamamiento a la ciudadanía para que participe en la concentración prevista para el sábado 3de febrero en la Plaza Mayor en rechazo a la mina, cuya convocatoria mantienen.

Este colectivo, que se declara apartidista, ha llevado a cabo distintas acciones. La más reciente, con carácter lúdico, tuvo lugar el pasado domingo. Fue una concurrida marcha que convocó a más de 800 personas y que recorrió las zonas que quedarían afectadas por el proyecto para mostrar su negativa al mismo. Hace dos semanas entregaron un total de 7.000 alegaciones contra el Plan de Restauración. También se han dado charlas en barrios de la ciudad en las que han denunciado afecciones negativas para Cáceres como las «amenazas sobre las aguas subterráneas» o el cráter de más de un kilómetro en la Montaña que se formaría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos