El PSOE critica que el Ayuntamiento pague la luz y el agua de la pista de hielo

El PSOE critica que el Ayuntamiento pague la luz y el agua de la pista de hielo

Los socialistas propondrán en el Consejo Rector del Gran Teatro que las cantidades cobradas en el último año se inviertan en fomentar actividades culturales a través de este organismo

REDACCIÓN

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cáceres, Luis Salaya, denuncia que Elena Nevado exonera del pago de la luz y agua a eventos privados que se lucran, como la pista de hielo, pero hace que eventos como el Womad y el Festival de Teatro Clásico, que atraen a miles de personas a la ciudad y fomentan la cultura, tengan que pagarlo.

Más información

Este es el concepto que tiene la alcaldesa del fomento de la cultura, ha destacado el portavoz, «haciendo distinciones entre colectivos, sin tener en cuenta las repercusiones tanto culturales, económicas y de imagen para la ciudad que tienen el Clásico y el Womad».

No puede ser que a eventos privados con ánimo de lucro se les exonere del pago de la factura eléctrica, «y la tengamos que pagar todos los cacereños y a eventos que atraen a la ciudad a miles de personas como estos dos, que además fomentan la cultura y la actividad económica en la ciudad, se les esté cobrando».

Y nos parece incongruente, ha añadido Salaya, «que a una actividad con ánimo de lucro como la pista de hielo no se le cobre la luz ni el agua, y sin embargo se le haya cobrado el agua a actividades que han organizado las asociaciones de vecinos en la Plaza de Santa María».

Por todo ello desde el Grupo Socialista vamos a proponer en el próximo Consejo Rector del Gran Teatro «que las cantidades que se han cobrado por este concepto a ambos festivales en el último año se inviertan en fomentar actividades culturales en la ciudad a través de este organismo. Ya que se ha hecho, que al menos sirva para fomentar la cultura».

«El PP nunca ha apostado por la cultura como generadora de riqueza y como seña de identidad de la ciudad. Hemos pasado de la parálisis al retroceso en la actividad cultural, algo que vamos a revertir cuando lleguemos a la alcaldía tras las próximas elecciones», concluye Salaya.