La pista de hielo de Cáceres permanecerá sin techar durante todas las fiestas

Primeros patinadores ayer por la mañana tras la apertura al público de la pista en la Plaza Mayor. :: l. c./
Primeros patinadores ayer por la mañana tras la apertura al público de la pista en la Plaza Mayor. :: l. c.

La alcaldesa pide perdón por el ruido de los generadores, que debería desaparecer una vez conectadas las máquinas a la red eléctrica

REDACCIÓN CÁCERES.

Los aficionados a patinar sobre hielo podrán hacerlo al aire libre durante todas las navidades en la pista instalada en la Plaza Mayor. El promotor de la atracción, Antonio García, confirmó en la inauguración ayer por la mañana que finalmente se ha descartado la última posibilidad apuntada, que era cubrirla con una lona en caso de lluvia. «Si llueve mucho se cerrará», anunció.

El permiso concedido por el Ayuntamiento prohibía instalar una carpa que tapara por completo la pista, pero sí autorizaba que se techara. Sin embargo, a última hora se ha optado por tratar de respetar al máximo la estética del entorno. «Este año la hemos puesto sin carpa y sin techo para no tapar los monumentos tan magníficos que tenemos en Cáceres», indicó García. Ha habido sin embargo algunas críticas vecinales por la estructura elevada sobre la que se ha ubicado la pista para salvar el desnivel de la Plaza Mayor, que resulta antiestética cuando se mira desde la zona más baja.

La pista cuenta con aforo para 120 patinadores de manera simultánea. Estará abierta todos los días, incluidos los de Navidad y Año Nuevo, desde las 10.00 de la mañana, sin que se haya especificado una hora fija para el cierre. El precio es de seis euros por hora.

La alcaldesa, Elena Nevado, asistió a la inauguración y recordó que la finalidad de haberla autorizado en la Plaza Mayor es «animar las compras navideñas», ya que se trata de «un motivo más para bajar a la Plaza y recorrer el entorno comercial de Pintores y Moret», y también «que el turista que venga tenga la Navidad presente».

Con respecto al ruido de los generadores que se han usado para alimentar la maquinaria, Nevado dijo que ha sido algo «puntual», que no se repetirá una vez que los técnicos de Iberdrola lleven acabo la conexión a la red eléctrica. «Pido disculpas a los vecinos y los hosteleros por esa circunstancia puntual», remarcó. La asociación Ciudad Monumental había solicitado a la Policía Local una medición del ruido por si excedía lo permitido.