La Ronda Sureste estará terminada a finales de 2020

La Ronda Sureste estará terminada a finales de 2020
Lorenzo Cordero

Se mantendrán las cavidades encontradas, cuya entrada será visible desde el exterior

MANUEL M. NÚÑEZCÁCERES

Las obras de la ronda sureste estarán concluidas a finales de 2020. La Junta de Extremadura mantiene su previsión inicial pese al contratiempo que supuso la aparición de unas cavidades en una parte del tramo. La consejera de Movilidad, Leire Iglesias, ha visitado esta mañana las cuevas y ha supervisado los trabajos que se ejecutan entre la Charca Musia y la N-521 a la altura de la Avenida de la Universidad. Lo ha hecho acompañada del alcalde, Luis Salaya.

Iglesias ha resaltado el «buen ritmo» de la obra, que se encuentra al 40 por ciento en su primer lote, en la parte que va desde la carretera de Miajadas Ex-206 hasta el nuevo mirador e la Montaña. Desde allí hasta la entrada hacia Residencial Universidad transcurre el tramo 2, que según la consejera ya está al 30 por ciento de su ejecución. «Era una obra reclamada y necesitada por la ciudadanía. Va a ser una realidad. Finalizará a finales de 2020», ha insistido Iglesias. También ha restado importancia al hecho de que se haya llevado a cabo sin asistencia técnica, ya que aunque el contrato se tramitó por procedimiento de urgencia en julio de 2018 no ha sido hasta hace unos días cuando se ha resuelto. «Lo importante es que ya está resuelta a falta de la firma del contrato. No hay ningún problema, son trámites de licitación», ha respondido.

A su vez, ha explicado algunos detalles en relación a las cuevas que han aparecido y que se van a mantener para realizar estudios científicos. El estudio de georrádar indica que puede haber otras cavidades a las que aún no se ha podido acceder. «Se ha procurado hacer las modificaciones necesarias para que eso, que es de interés ciudadano e histórico sobre el origen de la ciudad, pueda ser investigado y apreciado por la ciudadanía en el futuro modificando el itinerario de los peatones», resalta.

Según ha explicado el director de la obra, Pedro Rodríguez, esa modificación técnica aún no está terminada ni se ha cuantificado. Consistirá en separar el paso peatonal de la calzada de la ronda para que las bocas de las cuevas no se queden cubiertas por el paso peatonal. Entre el nuevo paseo y la calzada habrá un parque y se podrá visitar la entrada de la cueva por parte de investigadores.

A su vez, la consejera ha avanzado que está previsto afrontar en 2020 la redacción del proyecto de la segunda fase de la ronda, la que afecta a la parte sur, entre la Charca Musia y el Ferial. La cuantificación inicial fue de 15 millones de euros.

El alcalde, Luis Salaya, ha agradecido a la Junta de Extremadura el esfuerzo de poner en marcha una infraestructura que, ha recordado, era competencia inicial del Gobierno central. «Cuando se hizo la ronda norte se acordó entre el Ayuntamiento que gobernaba José María Saponi (PP) y el Ejecutivo central también del PP que lo haría el Estado. La dejadez y el paso del tiempo han obligado a que las obras las afronte la Junta». Salaya ha remarcado que no solo mejorará la circulación y descargará el centro urbano de tráfico sino que permitirá «caminar mejor, circular en bicicleta por el centro y tener una ciudad más vivible y habitable». La obra d ela ronda sureste comenzó en abril de 2018 y cuenta con una inversión de 31,4 millones.