Rafael Mateos no ve «ningún escollo» en las 25 exigencias de Cs para formar gobierno en Cáceres

Cayetano Polo, portavoz regional de Ciudadanos, junto a Rafael Mateos, candidato del PP, en una imagen tomada en abril antes del inicio de uno de los últimos plenos de la pasada legislatura. /Lorenzo Cordero
Cayetano Polo, portavoz regional de Ciudadanos, junto a Rafael Mateos, candidato del PP, en una imagen tomada en abril antes del inicio de uno de los últimos plenos de la pasada legislatura. / Lorenzo Cordero

El PSOE da luz verde a iniciar las negociaciones con la formación naranja para buscar un ejecutivo «estable» encabezado por Luis Salaya

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

El documento que Ciudadanos ha presentado al Partido Popular durante la primera reunión formal mantenida esta semana para tratar de buscar un acuerdo de gobierno en Cáceres incluye 25 puntos. «Son 25 medidas concretas que nos gustaría implementar en la próxima legislatura en Cáceres. Hay mucha coincidencia entre el PP y nosotros en materia de programa», dijo este martes a este diario Francisco Alcántara, número uno de la formación naranja en la capital cacereña.

Sobre estas 25 medidas, Rafael Mateos, candidato del PP (el segundo partido más votado en las elecciones del pasado 26 de mayo, con siete concejales), ha indicado que no suponen «ningún escollo» para alcanzar un pacto de gobierno. La reunión entre ambas fuerzas se celebró el lunes y abrió la ronda de negociaciones en la ciudad.

En estas negociaciones Ciudadanos, que ha logrado cinco concejales, tiene la llave de la gobernabilidad. Pero de momento, prefiere no hacer público el listado completo de sus 25 exigencias, que también presentará al PSOE cuando llegue el momento, una reunión para la que este martes todavía no había fecha en el calendario. No obstante, Alcántara avanza que entre esas 25 medidas aparecen proyectos como la creación de una oficina para atraer empresas grandes y medianas y la puesta en marcha de la ciudad de los niños en el Parque del Príncipe.

El documento también incluye buscar una solución para el trasvase de agua a la ciudad, «la posibilidad de quitar las vías del tren, que están constriñendo el crecimiento armonizado de Cáceres», ilustró Alcántara, y la ampliación del polígono industrial de las Capellanías.

Este martes Rafael Mateos mostró sus impresiones sobre el encuentro. «No existe ningún escollo en ninguno de los puntos. La ciudad de los niños está prevista en la ampliación del Parque del Príncipe. Se podría matizar o ampliar, pero está prevista. Y en el tema del trasvase nuestro posicionamiento siempre ha sido muy claro: el trasvase de Portaje, una obra socialista, fue un error para esta ciudad. El tiempo lo está diciendo», apuntó Mateos.

«Ojalá se puedan sacar las vías del tren, pero no se planteó en el momento que se debería haber planteado. Ojalá se pueda plantear en un futuro. Desde el punto de vista político no existe ningún escollo en ninguna de las cuestiones que se hablaron. Tanto PP como Ciudadanos comparten en gran medida su programa político», concluyó el que ha sido portavoz del equipo de gobierno durante la última legislatura de Elena Nevado.

Tras la reunión del lunes, PP y Ciudadanos acordaron volver a encontrarse en los próximos días. «Hemos quedado en hablar para vernos a final de semana otra vez para ver si existe la posibilidad de llegar a algún acuerdo. Estamos esperando», apostilló Rafael Mateos.

La agenda de las reuniones que mantendrá Ciudadanos con los grupos políticos viene determinada desde Madrid y desde Mérida. «Hemos empezado por el PP porque desde nuestro comité nacional de pactos nos han marcado que, como socio preferente en este tipo de acuerdos, fuera el PP. También vamos a tener reuniones con el PSOE. Pero para esta reunión todavía no tengo establecido el momento. Estoy pendiente de que nuestro comité nacional de pactos nos lo marque», aseguró Francisco Alcántara.

La fuerza más votada en las elecciones municipales fue el PSOE. Logró nueve concejales. El lunes por la tarde se reunió la comisión ejecutiva municipal de la agrupación socialista de Cáceres, que dio luz verde a iniciar las negociaciones con Ciudadanos «para buscar un gobierno estable encabezado por Luis Salaya», indica la formación en una nota de prensa. «El Partido Socialista no descarta un gobierno de coalición con Ciudadanos dentro de estas negociaciones», agrega.

«La ciudadanía ha dejado claro su mensaje. Quiere un cambio en esta ciudad. Y los únicos que pueden garantizarlo con estos resultados son el PSOE y Ciudadanos, conformando un gobierno estable y no dependiente de terceros partidos en cada decisión a tomar en el Ayuntamiento. La ciudad no puede dejar pasar la oportunidad de tener un gobierno estable progresista que vuelva a dar color a la ciudad los próximos cuatro años», añade el PSOE en su comunicado.

Reparto de concejales

Unidas Podemos ha conseguido tres concejales en el Ayuntamiento de Cáceres y Vox ha logrado uno. A nivel nacional Ciudadanos ha aclarado que excluye a Vox de las alianzas pero sí aceptaría su apoyo como en Andalucía.

«No podemos negociar con Vox. Ciudadanos no puede entrar en gobiernos de tres, donde estemos abriéndonos a una negociación de programa con Vox y PP. Otra cosa es que nosotros llegáramos a un acuerdo con el PP y luego lo ratificara Vox con un acuerdo de investidura, un acuerdo a la andaluza», explicó ayer Francisco Alcántara.

Sobre este asunto, Mateos no ve ningún problema a la hora de llegar a un pacto de gobierno. «Vox ha manifestado públicamente que ellos no quieren entrar en gobierno en Cáceres. Necesitaríamos su voto, pero se quedarían fuera», resumió. Teófilo Amores, número uno de Vox, insistió ayer en la idea de quedarse el margen del ejecutivo local. «No tenemos interés en entrar en el gobierno», zanjó.