La política local de Cáceres se toma un respiro

Pasillos vacíos del Ayuntamiento de Cáceres en una de las entradas a los despachos de los concejales y la Alcaldía. :: LORENZO CORDERO/
Pasillos vacíos del Ayuntamiento de Cáceres en una de las entradas a los despachos de los concejales y la Alcaldía. :: LORENZO CORDERO

La actividad municipal disminuye en agosto sin plenos, comisiones ni mesas de contratación y los ediles de cada grupo hacen turnos en vacaciones

Laura Alcázar
LAURA ALCÁZAR

Ha sido un año especialmente duro para la clase política. Los representantes públicos se jugaban mucho en las dos citas electorales -con cuatro convocatorias- en las que los ciudadanos decidían gobierno. En Cáceres, como en otros consistorios, la tensión de los pactos se vivió casi hasta el minuto último, cuando el desencuentro entre el PP y Ciudadanos para gobernar conjuntamente y la abstención de la formación naranja, convertían a Luis Salaya en el alcalde más joven de la historia de la ciudad.

Este mes y medio desde que Salaya se sentara por primera vez en el sillón de alcaldía no ha sido menos intenso que la campaña electoral para el regidor y sus concejales, con una señalada agenda de citas. «Tomas de contacto» ha llamado el propio ejecutivo local a las reuniones celebradas estas semanas con colectivos sociales y empresariales. Los asuntos de enjundia 'heredados' de la legislatura acabada también se han retomado, sin embargo, será ya en septiembre cuando se ejerza una labor de gobierno como tal.

Jorge Villar, en Santa María, y al fondo un grupo de turistas:: L. C.
Jorge Villar, en Santa María, y al fondo un grupo de turistas:: L. C.

En agosto las instituciones públicas están bajo mínimos. Es un mes prácticamente inhábil para las gestiones administrativas y en el Ayuntamiento la reducción de personal es una evidencia. La actividad municipal decae: no se convocan plenos, comisiones ni mesas de contratación. Es el momento para que los políticos se den también un respiro. Salaya está ya de vacaciones. Tomará solo ocho o diez días. Le sustituye en su ausencia María José Pulido, que descansará a partir del 16.

Están 'de guardia' Bello, Rodríguez, Villar y Valdés, además de Pulido, hasta que se incorpore Salaya

De los nueve concejales socialistas, están 'de guardia' esta quincena, además de Pulido, José Ramón Bello, Jorge Villar, Fernanda Valdés y Paula Rodríguez. Aunque el ritmo de trabajo sea más relajado, los ediles siguen desempeñando sus funciones. «Hay muchas tareas pendientes. Estamos, sobre todo, reuniéndonos con el personal de cada área y con otros partidos cuando pasan por el Ayuntamiento», apuntaba la alcaldesa en funciones. «Siguen entrando peticiones, licencias y estamos trazando la hoja de ruta», prosigue la edil, que asegura que «el teléfono no deja de sonar, pero estamos al inicio del mandato y lo sentimos como una responsabilidad, no lo estamos viviendo como una carga, sino muy ilusionados», confiesa.

Jorge Villar, al frente de Turismo reconocía hace unos días que es una época «en la que no se pueden descuidar las visitas a la ciudad». «Aquí seguimos al pie del cañón porque es un mes punta en ocupaciones. Yo mantengo mi agenda de trabajo y reuniones», explicaba el edil, que se irá unos días a la playa solo si sus obligaciones empresariales se lo permiten. Su compañero José Ramón Bello también ha estado ocupado, la obra de la muralla con los nidos de vencejos le ha dado algún que otro quebradero de cabeza, y recientemente limaba asperezas con un colectivo conservacionista y visitaba el lienzo con el director de la obra. Desconectará a partir de hoy.

El edil del PP José Ángel Sánchez en el despacho de su grupo:: L. CORDERO
El edil del PP José Ángel Sánchez en el despacho de su grupo:: L. CORDERO

En las filas del PP, es el concejal José Ángel Sánchez Juliá el que está operativo en estos primeros días de agosto. A partir del 20 le relevará el portavoz popular, Rafael Mateos.

De Unidas Podemos, Consuelo López está disponible hasta hoy, cuando se incorpore Ildefonso Calvo. La edil, aunque tiene libre en su trabajo, no sabe si podrá disfrutar de algún día de descanso por causas familiares. Teófilo Amores, por su parte, está pasando el verano en la ciudad y acude «todos los días» al Ayuntamiento. «Igual me cojo alguno», decía a HOY el edil de Vox que asegura estar «despachando a diario». «He tenido una reunión de trabajo con empresarios, también con el asesor de Salaya, Jorge Pacheco, que como soy mayor que él le he hecho algunas aportaciones y sugerencias. Y me entrevistaré con Jorge Villar, como continuación de otras reuniones que hemos tenido», resumía.

En Ciudadanos, Alcántara está de vacaciones pero se mantiene activo para atender los asuntos urgentes en el teléfono.