Un inversor de Perú proyecta un hotel de gran lujo en el Palacio de Godoy

Fachada principal del Palacio de Godoy, en la Plaza de Santiago. :: jorge rey/
Fachada principal del Palacio de Godoy, en la Plaza de Santiago. :: jorge rey

Sería el tercer establecimiento de cinco estrellas de la capital, junto a Atrio y el Palacio de los Arenales

María José Torrejón
MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Convertir el Palacio de Godoy en un hotel de gran lujo. Este es el proyecto que un inversor español afincado en Perú tiene para este emblemático edificio de la Plaza de Santiago. Según ha podido saber este diario, el empresario se encuentra en negociaciones con la Junta de Extremadura, titular de la histórica construcción. El proyecto también ha sido presentado en el Ayuntamiento de Cáceres.

Si la iniciativa prospera, el futuro hotel de Godoy se convertiría en el tercer establecimiento de cinco estrellas de la capital, junto al hotel de Atrio de la Plaza de San Mateo, miembro de la asociación Relais & Châteaux, y al Palacio de los Arenales, situado en la carretera de Malpartida de Cáceres y perteneciente a la cadena Hospes, integrada por hoteles exclusivos de gran valor histórico y arquitectónico.

El asunto se lleva con la máxima discreción. Desde la Junta de Extremadura no han proporcionado información sobre el proyecto. El pasado mes de julio la alcaldesa, Elena Nevado, y un técnico del Consorcio Cáceres Ciudad Histórica visitaron el Palacio de Godoy junto a un representante del inversor peruano. Preguntada por la iniciativa, la alcaldesa prefirió no pronunciarse en su momento.

El empresario también está interesado en otros inmuebles del recinto histórico

Tras el hotel del Palacio de Godoy se encuentra un importante empresario con raíces españolas. Es muy conocido en Lima y tiene una dilatada trayectoria en la rehabilitación de edificios históricos. Al parecer, según la información a la que ha tenido acceso este diario, el inversor se ha enamorado de la Ciudad Monumental de Cáceres, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1986, y le gustaría desarrollar otros proyectos de la capital, aunque ninguno estaría tan avanzado como el de Godoy. Desde el Ayuntamiento, de hecho, se le proporcionó un listado con todos los inmuebles singulares del casco viejo que, en la actualidad, están sin uso.

Uso lleva buscando desde hace años el Palacio de Godoy. Cerrado al público desde el curso 2011/2012, la construcción presenta poco a poco síntomas de deterioro. Han sido varios los proyectos que la Junta de Extremadura ha tenido para este inmueble, pero ninguno de ellos ha llegado a fructificar.

En el año 2007 las administraciones presentaron un proyecto para trasladar el Conservatorio Oficial de Música desde el Complejo Cultural San Francisco hasta este palacio, gracias a un convenio suscrito entre la Junta de Extremadura y el Ministerio de Vivienda, entonces dirigido por la extremeña María Antonia Trujillo. El gobierno central se comprometió a rehabilitarlo con una inversión de cuatro millones de euros que nunca llegó.

La Junta, dueña del palacio, barajó convertirlo en sede del Conservatorio y de la Escuela de Idiomas

La ubicación no llegó a convencer del todo a los padres de los alumnos del Conservatorio debido a la falta de aparcamientos en el entorno de la Plaza de Santiago. Esta dotación educativa ya tiene otro destino. La Junta de Extremadura ha decidido trasladarlo al edificio Norba del IES Universidad Laboral, donde todavía no han empezado las obras de adaptación.

En febrero de 2015 la administración regional, entonces gobernada por el PP, sorprendió al anunciar que Godoy albergaría la Escuela Oficial de Idiomas, que ha arrastrado durante años problemas de espacio en su ubicación actual, en la calle Gómez Becerra. La Junta había previsto cinco millones de euros para rehabilitar el inmueble, incluidos dentro del Plan de Infraestructuras Educativas.

Siete años sin uso

Dos años después, el gobierno regional cambió de planes y decidió que la Escuela de Idiomas se quedaría en la calle Gómez Becerra, donde serían ampliadas sus instalaciones. «Reformar Godoy tiene un coste muy elevado y dificultades a nivel patrimonial», reconoció en su momento Esther Gutiérrez, consejera de Educación del ejecutivo de Guillermo Fernández Vara. Desde entonces, la Junta se ha quedado sin plan para el Palacio de Godoy. Los últimos servicios que acogió fueron los de la dirección provincial de la Consejería de Educación, pero hace siete años los trabajadores fueron trasladados a otros destinos.

Han sido varios los colectivos que han mostrado su preocupación por el estado del edificio. El último ha sido la asociación Torres de Cáceres, que el pasado mes de febrero pidió que se recuperara como sede de una fundación, de un colectivo vecinal y del museo 'Casa de la Madre', en referencia al uso que tuvo como centro de maternidad. El Palacio de Godoy, de estilo renacentista, data del siglo XVI. Según reza en la placa informativa que hay en su fachada, lo mandó construir Francisco de Godoy, que fue teniente general de Francisco Pizarro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos