Iberdrola proyecta la primera planta fotovoltaica del término municipal de Cáceres

Responsables de Iberdrola y miembros del gobierno local en una oficina de la compañía en Cáceres. /Hoy
Responsables de Iberdrola y miembros del gobierno local en una oficina de la compañía en Cáceres. / Hoy

Llevará el nombre de Los Arenales y contará con una potencia de 150 megavatios, suficiente para abastecer de energía a 78.000 hogares

C. M.

Cáceres capital no se va a quedar fuera del gran despliegue de renovables puesto en marcha en Extremadura por las principales compañías eléctricas. El término municipal cacereño, el más grande de España con 1.750 kilómetros cuadrados, contará con una planta fotovoltaica proyectada por Iberdrola en la zona de Los Arenales, que es además el nombre elegido para bautizar las futuras instalaciones.

La planta fotovoltaica de Cáceres tendrá un tamaño considerable, mayor que la media de este tipo de infraestructuras. Iberdrola ha confirmado que contará con una potencia de 150 megavatios, equivalentes al consumo anual de 78.000 hogares. La compañía no desvela aún otros detalles, como la inversión total o los plazos que maneja para la ejecución y puesta en marcha de la planta, ya que actualmente «se encuentra en fase de tramitación».

El Ayuntamiento, por su parte, indica que Iberdrola aún no le ha hecho llegar el proyecto para iniciar el procedimiento administrativo.

La planta de Los Arenales no es la única fotovoltaica que se está tramitando en el entorno de la ciudad de Cáceres. El Grupo ISG, a través de sus dos filiales, Tamesol y Catwatt, ha iniciado la promoción de dos plantas fotovoltaicas situadas en el término municipal de Casar de Cáceres. Denominadas ISG El Higueral y ISG El Baldío, sí se han hecho públicos ya más detalles de este proyecto, como que ambas plantas tendrán una potencia de 50 MW, ocuparán una superficie de 81 hectáreas y la inversión total superará los 35 millones de euros.

Para poder iniciar los trámites de desarrollo, la empresa promotora ha presentado avales por más de dos millones de euros como garantía de ejecución de las plantas. El tiempo estimado de desarrollo es de nueve meses, y seis meses más para su conexión a la red eléctrica. El grupo está negociando con fondos de inversión interesados en adquirir la propiedad de las plantas. Paralelamente, centra sus esfuerzos en la adquisición de varios terrenos, con el objetivo de aumentar su capacidad de desarrollo hasta los 300 MW antes del finales de 2021.

Planes de Iberdrola

La primera pista de que el término cacereño tendrá una planta fotovoltaica de 150 MW la dio el pasado mes de marzo el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, durante el acto de colocación de la primera piedra (primer panel fotovoltaico, en este caso) de la gigantesca planta 'Núñez de Balboa' de Usagre, en la provincia de Badajoz, que será la más grande de Europa con 500 MW y una inversión cercana a 300 millones de euros.

Galán avanzó en ese acto que su compañía pondrá en marcha en Extremadura durante los tres próximos años proyectos de energías renovables por una potencia total de 2.000 megavatios, entre fotovoltaicas y eólicas. Es una potencia similar a la de la central nuclear de Almaraz. Para hacerlo realidad será necesaria una inversión aproximada de 1.500 millones de euros.

Dentro de ese plan de expansión de renovables de Iberdrola en Extremadura se enmarca la futura planta de Los Arenales, al igual que otras como la gran planta de 328 MW anunciada en Ceclavín con 250 millones de inversión, u otras dos más pequeñas, de 50 MW cada una, que se instalarán en Belvís de Monroy.