Fiscalía pide tres años de prisión al vecino de Arroyo de la Luz que mató a su mujer

Imagen tomada a las puertas del domicilio de Sofía Tato el día en que fue asesinada. /
Imagen tomada a las puertas del domicilio de Sofía Tato el día en que fue asesinada.

Él firma que le asestó una puñalada mortal en el pecho actuando en legítima defensa, al agredirle ella primero

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Tres años de cárcel. Esa es la pena que la fiscalía de Cáceres solicitará que se imponga a Santiago Cámara, el vecino de Arroyo de la Luz que el 24 de agosto de 2017 mató de una puñalada en el pecho a su mujer, Sofía Tato, en la vivienda familiar. Él es encofrador y ella atendía a la familia y la casa. Tenían 42 y 41 años, respectivamente.

La fiscalía también pide que sea condenado a indemnizar a cada una de sus dos hijas con 50.000 euros, y con 25.000 euros a cada progenitor de la fallecida.

Hay dos acusaciones particulares, que representa una a los padres de Sofía Tato y otra a las dos menores, que están protegidas por la Junta de Extremadura. Las dos acusaciones aseguran que Santiago Cámara cometió un homicidio, por el que debería ser condenado a 12 años, 6 meses y un día, y otro año más de condena por los daños psíquicos a las dos menores, que vieron como el padre agredía a la madre. También solicita una medida de alejamiento de 15 años y la inhabilitación de la patria potestad durante 5 años, por lo que estaría 20 años alejado de sus hijas.

Las acusaciones particulares solicitarán una condena de trece años y medio de cárcel

Ahora está pendiente la petición de pena del abogado defensor, que seguramente solicitará la libre absolución alegando legítima defensa.

Según la versión del acusado, él estaba durmiendo en la cama con su esposa cuando de pronto, antes de las siete de la mañana, se vio atacado a cuchilladas por Sofía Tato, que tenía un guante en la mano que sujetaba el cuchillo. A las nueve y media de la mañana ese día el matrimonio, que llevaba 14 años casado, tenía cita en un banco de Arroyo de la Luz, en donde Santiago iba a saber que su mujer se había gastado cerca de 100.000 euros. Había hecho transferencias a países africanos pudiendo haber sido víctima de la estafa de las 'cartas nigerianas'.

Tras la agresión entre ellos, ella tenía solo una herida y él 16 cortes y cuchilladas, una de ellas grave al afectarle un costado. Ella murió y él estuvo ingresado en el hospital siete días, varios de ellos en la UCI.

Se espera que dentro de unos meses tenga lugar en la Audiencia Provincial de Cáceres el juicio contra Santiago Cámara, y que sea un jurado el que tenga que decidir si cometió un homicidio o lo único que hizo fue defenderse ante el ataque de su mujer.

Una vez que salió del hospital, el acusado ingresó en prisión. Estuvo en la cárcel desde el 30 de agosto de 2017 al 1 de diciembre de ese mismo año. En total fueron 93 días los que permaneció encarcelado.

El arma que se usó para causar las heridas era un cuchillo de caza del acusado, que es un gran aficionado a la caza.