Eroski baja la persiana en Cáceres entre lágrimas

Los cacereños se han abrazado a los trabajadores:: / ARMANDO MÉNDEZ

Familiares y clientes arropan a los noventa trabajadores en el momento de su despedida del híper

MARÍA JOSÉ TORREJÓNCáceres

Hubo aplausos, palabras de agradecimiento, abrazos y lágrimas, muchas lágrimas. El hipermercado Eroski de Cáceres vivió ayer su particular viernes negro. Después de 25 años de presencia en la ciudad, llegó la hora de bajar la persiana para siempre. Pero sus 90 empleados no estuvieron solos ante un momento tan delicado.

Familiares y clientes de toda la vida acudieron a las doce del mediodía hasta el centro comercial Ruta de la Plata, donde estaba hasta ayer el híper de la cadena vasca, para brindar una despedida solidaria a los trabajadores. La convocatoria circuló por las redes sociales y los grupos de wasap durante la tarde-noche del jueves. Y tuvo respuesta.

Entre los asistentes estaba Esperanza Molano. Trabajó durante años en Eroski. Ya está jubilada, pero ayer no quiso perder la oportunidad de compartir el momento con sus antiguos compañeros. Y, de paso, darles ánimo. «He venido para despedirme de ellos y dar las gracias por los años vividos», confesó visiblemente emocionada.

«Pensaba que este día nunca iba a llegar», apuntaba Encarna Caldera. «Nos vamos como una gran familia», destacó Pilar Borreguero. Ambas son trabajadoras de la firma. Solo dos socios cooperativistas han aceptado las vacantes ofrecidas por el grupo vasco en otros puntos de España. Se irán a Bilbao y Azuqueca de Henares (Guadalajara). El resto recibirá una indemnización de 30 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades.

Eroski, el primer hipermercado donde los cacereños hicieron la compra, ya es historia. El grupo empresarial que gestiona el centro comercial Ruta de la Plata, que ha adquirido los metros de Eroski, ha anunciado que se instalarán hasta 20 nuevas empresas en su lugar. En breve comenzará la reforma para modernizar el recinto.