Las obras de la ronda sureste arrancarán a finales de año

Proyecto de las obras de la Ronda Sur-Este de Cáceres/
Proyecto de las obras de la Ronda Sur-Este de Cáceres

La Junta de Extremadura autoriza su contratación, primer paso de un proyecto dotado con 31,5 millones de euros y casi dos para expropiaciones

JUAN SORIANO

Las obras de la ronda sureste de Cáceres arrancarán en octubre o noviembre próximos, según la previsión de la Junta de Extremadura. El Consejo de Gobierno autorizó este martes la contratación de la obra por cerca de 31,5 millones de euros, a los que se sumarán otros 1,9 millones para las expropiaciones.

mÁS INFORMACIÓN

Ahora se inicia la tramitación con la publicación de los anuncios, tras lo que tendrán lugar la presentación de ofertas, la valoración de las propuestas y la adjudicación y firma de los contratos, lo que se demorará en torno a seis meses. Los trabajos tendrán un plazo de ejecución de dos años y medio, por lo que se espera su conclusión para 2020.

El consejero de Economía e Infraestructuras de la Junta, José Luis Navarro, presentó la puesta en marcha definitiva de un proyecto que aspira a cambiar el tráfico de Cáceres y evitar atascos, ruidos y contaminación entre la Charca Musia y la carretera de Trujillo, lo que repercutirá de forma positiva sobre todo en la zona de Miralrío. Hay que recordar que el eje Ronda San Francisco y Ronda de Vadillo absorbe 18.000 vehículos diarios en estos momentos, y gran parte de ellos pasarían a circular por la nueva ronda sureste.

Como destacó Navarro, se trata de la mayor actuación en materia de carreteras en la ciudad, que toma el relevo de la construcción de la ronda norte, inaugurada en octubre de 2004 tras una inversión de 20 millones de euros. Asimismo, subrayó que se llevará el 34% del presupuesto disponible para inversiones viarias en el programa operativo en vigor del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) para Extremadura, correspondiente al periodo 2014-2020.

La actuación aprobada corresponde al primer tramo de la ronda sureste, comprendido entre la N-521, carretera de Trujillo, y la EX-206, que une Cáceres con Miajadas. Queda pendiente un segundo tramo, entre este punto y la EX-100 (la glorieta una vez pasada La Cañada), que estaba previsto en el diseño original de la ronda, pero que se cayó a comienzos del año 2015 por las disponibilidades presupuestarias. De momento, no hay fecha para él.

La obra, pues, tiene una longitud de 3,8 kilómetros. Partirá de la rotonda existente en la N-521, donde desemboca la ronda norte. Navarro señaló que se pretende dar continuidad a esta infraestructura creando de esta forma una especie de anillo de rondas. Por ese motivo, se ha elegido en primer lugar la ejecución del tramo este de la nueva carretera, que además es el más largo y caro de los dos. Junto a esto, destacó que permitirá dar una solución a la que actualmente es la zona más congestionada de la ciudad y facilitar un mejor acceso al nuevo hospital cacereño, cuya primera fase está a punto de terminar en el Cuartillo, en la salida hacia Trujillo.

Siguiendo el recorrido hacia el sur, la ronda sureste contará con cinco nuevas rotondas, que facilitarán las conexiones con el entramado urbano cacereño. La primera permitirá al acceso al Residencial Universidad. A continuación se construirá un viaducto de 320 metros para salvar la vaguada de la Sierra de la Mosca. La siguiente glorieta se adecuará en la carretera de acceso al santuario de la Virgen de la Montaña. En este punto se habilitará también una senda peatonal y un mirador. En su momento se descartó un túnel en la Montaña por su alto coste, tanto de construcción como de posterior mantenimiento.

Unos metros más al sur, se construirá otra rotonda y un vial para conectar con la avenida de la Hispanidad, para lo que también se ha proyectado una estructura sobre el arroyo de la Ribera del Marco. El siguiente enlace permitirá la unión con la prolongación de la avenida Dulcinea, y la quinta y última glorieta se ubicará en el cruce con la EX-206, que también dará acceso al Residencial Vistahermosa, en fase de crecimiento.

La actuación se divide en dos lotes. El primero, de 2.460 metros de longitud, abarcará desde la carretera de Miajadas hasta el nuevo mirador de la Virgen de la Montaña. El presupuesto de licitación será de 15,95 millones de euros. El segundo lote, de 1.413 metros, prolongará el anterior hasta la N-521, con una dotación inicial de 15,55 millones.

Navarro añadió que la infraestructura está diseñada para velocidades de hasta 50 kilómetros por hora (en la ronda norte se puede ir a 80 kilómetro por hora). Contará definitivamente con doble vía de 7 metros por sentido y una mediana de 2 metros de ancho, así como un carril bici de 1,5 metros y una acera de 2,5 metros a cada lado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos