El Resucitado y La Aurora despiden la Semana Santa en Badajoz

Miles de pacenses salieron ayer a la calle para ver cómo los pasos se saludaban./Pakopí
Miles de pacenses salieron ayer a la calle para ver cómo los pasos se saludaban. / Pakopí

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Los pacenses arroparon ayer el último desfile de una Semana Santa pasada por agua. El buen tiempo que marcó la mañana del Domingo de Resurrección animó las ganas de cofradías. El resultado fue que la Plaza de España se llenó para ver cómo la Virgen de la Aurora y El Resucitado se saludaban para marcar el final de la semana de pasión.

Delante de la Catedral ambos pasos se enfrentaron y soltaron varias palomas antes de comenzar el regreso a su templo, San Agustín. Uno de los momentos más emotivos de esta cofradía fue su paso por la calle San Juan. Las esquinas formadas con las calles Benito Arias Montano y Bravo Murillo hizo a los costaleros mostrar su destreza bajo las andas. Resultó más complicado con El Resucitado, debido a que las esquinas no están alineadas. Pero eso hace que sea un buen momento para observar un paso repleto de flores, pero austero, con una canastilla desnuda que deja ver la madera natural del que está hecho. Se encuentra aún sin tallar.

La Virgen de la Aurora destaca por su manto blanco, mientras que las bambalinas bordadas en oro y sedas permiten ver el techo del palio, donde existen pinturas que representan a la Sagrada Familia y la Vírgenes de la Soledad, Amargura y los Dolores. Una representación de las hermanas ataviadas con mantilla blanca le preceden. El color de esa prenda, el blanco, indica que las estaciones de penitencia se han acabado. Ayer fue día de Resurrección.