Las obras del nuevo Palacio de Justicia de Badajoz cumplen su segundo mes sin actividad

Desde hace dos meses la obra se encuentra parada. /J. V. Arnelas
Desde hace dos meses la obra se encuentra parada. / J. V. Arnelas

El preconcurso de la empresa constructora comienza a generar retrasos en un proyecto que iba a estar concluido a finales de diciembre

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Sólo dos trabajadores de Uncisa realizan estos días trabajos de mantenimiento en las obras de construcción del nuevo Palacio de Justicia, una inversión de 15 millones de euros que se frenó hace ahora dos meses cuando la empresa que realiza el proyecto solicitó el preconcurso de acreedores.

La exigua plantilla que mantiene Uncisa contrasta con los más de 70 operarios que han llegado a trabajar de forma simultánea en unas obras que no avanzan desde el pasado verano.

Más información

«Yo he mostrado mi preocupación a los poderes públicos y me consta que están trabajando para buscar una solución, pero de momento no sabemos nada nuevo», confirma José Antonio Patrocinio, que es presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz.

Cuando este magistrado conoció los problemas que atraviesa el proyecto decidió dirigirse por escrito al alcalde de Badajoz, al presidente de la Junta de Extremadura y a la Delegación del Gobierno para transmitirles «la honda preocupación» que había provocado el parón de los trabajos. «La previsión era que el edificio estuviera terminado en Navidad y después habría que adjudicar la compra del mobiliario con otra empresa. Por tanto, el traslado estaba previsto para mediados del próximo año, pero ahora no sabemos qué ocurrirá».

La misma inquietud expresa el fiscal jefe de Badajoz, Juan Calixto Galán. También fue informado en su momento de que el traslado se realizaría a mediados del próximo año, un plazo que difícilmente podrá cumplirse tras el retraso de estos meses. «Sentimos un poco de frustración porque ya nos veíamos en un edificio moderno, amplio y con capacidad para concentrar todos los servicios judiciales».

José Antonio Patrocinio lamenta que los problemas económicos que atraviesa la empresa a la que le fue adjudicado el proyecto pueda acarrear un nuevo retraso en la modernización de los juzgados de la única gran ciudad extremeña que carece de unas instalaciones adecuadas. «No es solamente que las sedes estén dispersas en varios edificios, sino que además seguimos en un edificio tan obsoleto que no se puede implantar la nueva oficina judicial».

La oficina de la que habla irá ubicada en la planta primera del nuevo Palacio de Justicia y permitirá centralizar los servicios generales de todos los juzgados: registro y reparto, ejecución y ordenación procesal. «No contar con esa nueva oficina judicial supone que estemos un poco en el siglo XX y eso nos impide afrontar de forma definitiva la modernización de la Justicia en Badajoz», insiste Patrocinio.

Tanto el Ministerio de Justicia como la Delegación del Gobierno en Extremadura afirmaron semanas atrás que están buscando soluciones para que la obra pueda continuar pero hasta el momento no han indicado cómo lo harán ni cuándo podrán retomarse los trabajos.

«Antes del próximo verano íbamos a estar allí. Nos habían avanzado que la obra estaría lista este mes de noviembre y el traslado a la Ronda Norte se iba a realizar de forma escalonada antes del verano de 2019», confirma Juan Calixto Galán.

«El problema –añade– es que ahora no tenemos noticias de lo que puede suceder y nos tememos que esto retrase las previsiones, con el perjuicio que puede suponer para la modernización de los juzgados de Badajoz».

El frenazo llegó con el proyecto ejecutado al 95%

Las obras del nuevo Palacio de Justicia de Badajoz se frenaron cuando el proyecto había sido ejecutado al 95%. Por tanto, queda por realizar una pequeña parte de la obra para que el edificio pueda ser entregado para su puesta en uso.

Quienes han visitado su interior aseguran que sólo están pendientes los remates finales. La mayor parte de los trabajos sin ejecutar afectan a los exteriores, donde tendrán que ser acondicionadas la explanada de aparcamientos y la zona ajardinada.

Este proyecto de construcción fue encargado por el Ministerio de Justicia a Unika –actualmente Uncisa–, pero la empresa entró en preconcurso de acreedores y los trabajos se frenaron.