Un feriante sufre una descarga eléctrica en una atracción infantil de Badajoz

La piscina de bolas, instalada en el ferial de Caya, ha sido clausurada de forma preventiva. :: C. MORENO/
La piscina de bolas, instalada en el ferial de Caya, ha sido clausurada de forma preventiva. :: C. MORENO

El hombre de 42 años es vecino de Almendralejo y permanece ingresado en Observación, aunque su pronóstico es leve

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Un feriante de 42 años recibió en la madrugada de San Juan una descarga eléctrica cuando salía de la atracción infantil acuática en la que estaba trabajando. Pese al susto, su pronóstico es leve y aunque permanece en Observación en el Hospital Universitario, se espera que sea dado de alta en las próximas horas.

El accidente tuvo lugar en el ferial de Caya, en una piscina de bolas gigantes que flotan en el agua. Dentro estaba el trabajador para mover las bolas que portan dentro a los niños. Al salir del agua, según el relato del responsable de Emergencias de Cruz Roja, Víctor Domínguez, «al parecer el hombre tocó una chapa metálica de la atracción con la mano que debía estar en contacto con algún cable y recibió la descarga eléctrica». Esto provocó que saltase la luz, dejando la atracción a oscuras. Eran en torno a la una de la madrugada de San Juan y la feria estaba a rebosar.

«Cuando llegamos -continúa Domínguez- el hombre estaba consciente y tenía quemaduras en los pies por lo que presuponemos que fue por ahí por donde salió la descarga».

Fue en una piscina de bolas que la policía ha precintado hasta que se determine la causa del accidente

Avisados por el 112, Cruz Roja trasladó al herido hasta el puesto sanitario que tiene en el ferial, donde le realizaron un electro, cuyos resultados aconsejaron su traslado al Hospital Universitario, donde ayer -según confirmó el SES- continuaba ingresado en Observación.

El feriante evoluciona bien pero está previsto que continúe hospitalizado entre 24 y 48 horas. El SES no aprecia ni heridas y quemaduras de importancia. «No fue la intensidad de la descarga lo que hizo que lo llevasen al hospital sino la duración de la misma», aclara.

La atracción ha sido precintada por la Policía Local y seguirá clausurada hasta que se determine la causa exacta de la descarga.

Se está investigando si el cable que provocó el accidente era de la propia atracción acuática o de alguna instalación ajena. «Ha sido en una atracción de agua de la que habían sostenido varios cables de máquinas de vending», explica la Policía Local.

Esta fue una de las treinta asistencias que llevó a cabo Cruz Roja durante la madrugada de San Juan, dentro de su dispositivo especial de feria. En el balance también destacan la atención a un joven de 17 años que resultó intoxicado por consumo de drogas, aunque finalmente fue dado de alta in situ y se marchó junto a uno de sus familiares.

También se atendieron quince episodios de heridas accidentales, tres por crisis de ansiedad, por picaduras y por traumatismos, respectivamente, y dos por dolores musculares y otros tantos por enfermedades comunes.

Para la noche de San Juan, que incluyó tanto la cobertura del recinto ferial como del tradicional espectáculo de fuegos artificiales, participaron un total de 24 efectivos de Cruz Roja, tres ambulancias y dos vehículos de intervención rápida.