Defensa invertirá 7 millones en un hangar para drones en la Base Aérea de Talavera

Aspecto del hangar provisional instalado en la bases hasta que se construya el definitivo. :: hoy/
Aspecto del hangar provisional instalado en la bases hasta que se construya el definitivo. :: hoy

El Ejército del Aire vuelve a sacar a concurso la construcción de la nave para los cuatro 'Predators' que llegarán a la región a finales de noviembre

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

El Ejército del Aire ha sacado a concurso una obra por valor de siete millones de euros para construir las instalaciones que albergarán a los cuatro drones tipo 'Predator' que llegarán a la Base Aérea de Talavera la Real en noviembre. El nuevo hangar y los edificios anexos serán muy amplios, ya que estos aviones no tripulados duplican en tamaño a los F-5 que actualmente son la imagen habitual en la base pacense.

El Estado ha comprado los cuatro aviones no tripulados a la empresa estadounidense General Atomics. El modelo es el MQ-9 Predator B, también llamado 'Reaper' (segador en inglés). Estos drones se diseñaron, en principio, para labores de vigilancia, pero en la actualidad ya pueden ir armados y sirven para atacar.

El Ala 23, la unidad con sede en la Base Aérea de Talavera, informó ayer sobre los pasos que está dando el Ministerio de Defensa para dotar sus instalaciones de los equipos necesarios para el mantenimiento y uso de los nuevos drones. En principio, las cuatro unidades previstas iban a llegar este verano a Extremadura, pero su incorporación se ha retrasado hasta finales de noviembre.

Los pilotos de la base extremeña se han formado en Estados Unidos para manejar esta tecnología

Las nuevas infraestructuras se ubicarán donde estaban los edificios 74 y 75 de esta base, que ya fueron demolidos para dejar espacio. De forma provisional también se ha construido un hangar a pie de pista para guardar los aviones cuando lleguen este otoño. Sin embargo, hacen falta unas instalaciones más complejas para su manejo y mantenimiento, de ahí, la inversión del Ejército del Aire.

Además de demoler los edificios antiguos, en la primera remodelación, llevada a cabo por la empresa Adiante, se preparó la zona. Se implantó una nueva red de abastecimiento soterrada y se realizaron trabajos de pavimentación en todo el área afectada, lo que supuso crear nuevos accesos y diversos cambios en el trazado de varias calles de la Base Área de Talavera la Real.

Tres edificios

El concurso incluye la construcción de tres estructuras dentro de la base. La primera será el hangar para los cuatro drones; la segunda es un edificio de operaciones y mantenimiento con oficinas, aseos, vestuarios, talleres y almacenes; y la tercera incluirá alojamientos para los refugios de las estaciones de control terrestre.

La obra ya salió a concurso a principios de año, pero la adjudicación quedó desierta porque no se presentó ninguna empresa. Ahora, el plazo para presentar propuestas está abierto hasta septiembre y la constructora que se quede con la inversión tendrá 14 meses para concluir los trabajos.

El contrato se adjudicará mediante procedimiento abierto y tramitación originaria a través de la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, según anunció ayer el Ala 23. El plazo para obtener los pliegos finaliza el 8 de septiembre y un día después vence el plazo para presentar las ofertas. El Ejército del Aire detalla que el 17 de septiembre se reunirán para decidir la oferta ganadora que construirá las nuevas instalaciones en la base pacense.

En diciembre de 2017 se anunció que Talavera incorporaría en 2019 aviones no tripulados. Posteriormente se supo que serían cuatro del tipo 'Predator'. Los pilotos de esta base se han formado en Estados Unidos para ser capaces de manejar esta nueva tecnología, ya que en este país está la empresa que los fabrica y hay pilotos del ejército americano muy familiarizados con el manejo de los aviones no tripulados. En los próximos meses estos enormes drones se podrán ver en el cielo extremeño.