LEYENDAS DE MONJES Y REYES

Francisco Donoso, además de sembrar garbanzos desde niño, también ha buceado en su historia. Cuenta que empezó a cultivarse en el Valle de Mesopotamia y que posee un alto valor nutritivo. Cien gramos suministran 360 calorías. Los de Valencia del Ventoso se hicieron famosos, según su teoría, en el siglo XVII porque el Rey Sol de Francia los requería con frecuencia. Hasta la corte francesa llegó por un cocinero español. En España, ha comprobado Francisco, otro rey también los comía. Carlos III mandaba cada verano un enviado desde Madrid con un carro para llenarlo con lo que se cosechaba en Valencia del Ventoso. Se empeñaba también en que algunas partidas le llegara al Ejército porque les garantizaba una alimentación apropiada para los combates. Incluso en el convento de Jerez de los Caballeros pedían a sus arrendatarios que le pagasen con parte de la cosecha de garbanzos. En el pueblo circulan varias leyendas históricas sobre esta leguminosa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos