Casi la mitad de lo que exporta la región son productos alimentarios

Cabecero de ibérico de Montesano cuyo destino es Japón. :: brígido/
Cabecero de ibérico de Montesano cuyo destino es Japón. :: brígido

La UE es nuestro gran mercado; fuera de ella, Japón, que es el gran consumidor del ibérico extremeño, se convierte en el principal cliente

C. J. VINAGRE

De enero a noviembre del recién concluido 2018 (todavía no se tiene la estadística final de diciembre) las exportaciones extremeñas alcanzaron los 1.879,2 millones de euros. Esta cifra significa un crecimiento del 6,3% respecto al mismo periodo del año anterior. Las exportaciones españolas, en cambio, crecieron pero lo hicieron en menor medida que las extremeñas, un 3,4%. En ese buen pulso de las ventas de Extremadura tiene un peso básico el sector agroalimentario, que aporta casi la mitad de lo que vende la región fuera de sus fronteras. Y aquí, lenta pero continuamente, subrayan desde el sector del ibérico extremeño, el porcino va ganando una mayor cuota de mercado.

De esta forma, según la información del Instituto de Estadística de Extremadura, el sector alimentario consiguió, entre enero y noviembre pasado, colocar productos por valor de 915,3 millones de euros, un 48,7% del total exportador regional. El sector de semifacturas regional fue el segundo con más peso al llegar a los 503 millones.

Esos 915,3 millones en exportaciones significan un pequeño retroceso del sector alimentario extremeño (-1,8%) respecto a los once primeros meses del año 2017, donde se lograron obtener 931 millones. Los problemas para vender aceituna negra a Estados Unidos por los aranceles fijados por el Gobierno de Trump explican en gran medida esa bajada de facturación.

El análisis casi completo de 2018 apunta igualmente, respecto a los países que son nuestros principales clientes habituales, un aumento de las exportaciones a Reino Unido (+37,2%), Francia (+22,8%), Alemania (+17,5%) y Portugal (+8,3%) mientras que se reducen a Italia (un descenso del 13,8%).

En dinero, en los once primeros meses de 2018 se evidenció que Portugal siguió siendo el principal comprador de productos alimentarios extremeños por valor de 581 millones (536 en 2017).

Tras el vecino luso aparece Francia, que compró por valor de 300,4 millones (244 millones un año antes); Alemania, 262,3 millones (223,1 el ejercicio anterior); Italia, 121 (141 un año antes) y Reino Unido, 96,7 millones (70,6 en 2017).

Lejos de nuestro mercado europeo aparece, en primer lugar, Japón. Las exportaciones alimentarias extremeñas alcanzaron los 23,4 millones en el país asiático, el gran consumidor del derivados del cerdo ibérico extremeño.

Tras Japón aparece Brasil, que adquirió alimentos por valor de 22,2 millones. Rusia, donde se exportó por valor de 17,3 millones, y China, donde las ventas consiguieron 8 millones de euros, se convirtieron en los otros principales destinos de nuestros productos del campo.

 

Fotos

Vídeos