Los costes del ovino de carne subieron en 38 millones de euros por las sequías, según estudio

Los costes del ovino de carne subieron en 38 millones de euros por las sequías, según estudio

Extremadura cuenta con más de 15.700 explotaciones ganaderas dedicadas a la producción de ovino cárnico, lo que la convierte en el principal productor del sector en España

EFE

El sector ovino de carne extremeño vio aumentados sus costes de pienso para el ganado en 38,5 millones de euros durante los últimos periodos de sequía entre 2012 y 2017, según el primer estudio del proyecto 'Extremadura Open Abroad'.

Extremadura cuenta con más de 15.700 explotaciones ganaderas dedicadas a la producción de ovino cárnico, lo que la convierte en el principal productor del sector en España.

Durante el 2012, año de mayor carestía de agua del período analizado, los costes de suplementación alimenticia por la falta de lluvias supusieron para el sector ovino 33,8 millones de euros, mientras que en 2017 fueron de 4,7 millones.

Responsables del informe 'El impacto económico de eventos climáticos extremos. El caso de la sequía en la producción de ovino cárnico en Extremadura' han presentado este viernes en Cáceres sus conclusiones.

El estudio forma parte del proyecto 'Extremadura Open Abroad', creado por la Fundación Caja de Extremadura junto a empresas privadas de la región y la Fundación Universidad Sociedad de Extremadura.

El investigador Otto Thomasz, de la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y el MIT estadounidense, responsable del estudio junto con el investigador y vicerrector de Economía de la Universidad de Extremadura (UEx), Agustín García, ha sido el encargado de desgranar el análisis sobre el impacto económico de la escasez de lluvias en el sector ovino cárnico.

Para llevar a cabo el análisis, se ha contado con la base de ganado ovino de los más de 1.500 socios de la cooperativa ovina EA Group, con una muestra seleccionada de 523.000 ovejas, y las estimaciones se ha extrapolado a toda Extremadura.

El total del periodo analizado se extiende de 2008 a 2017, con especial hincapié en áreas vulnerables con actividad agroganadera en régimen extensivo, como el ovino, que no está sujeto a riego artificial, dependiendo de forma directa de las inclemencias climáticas, y que tiene un peso económico relevante en la región.

Según este informe, los productores extremeños de ganado ovino mermaron la productividad en periodos de sequía, soportando mayores costes y una menor rentabilidad.

Así, durante el 2012 tanto en las superficies en propiedad como en las arrendadas, aumentó en un 16 % el precio derivado de la suplementación alimenticia.

Mientras que en el modelo propietario las cantidades adquiridas giraron en torno al 54 %, en las arrendatarias subió hasta el 61 % la compra de piensos como sustitutivo del pasto.

Según este promedio, las ganancias se redujeron en el modelo propietario de 41.453 euros a 15.974 euros. En el arrendatario la bajada pasa de 12.477 euros a 1.031 euros.

'Extremadura Open Abroad' está diseñado para promover alianzas de grupos de investigación extremeños con instituciones de investigación internacionales y con instituciones interesadas en promover proyectos concretos en el ámbito de la sostenibilidad económica, medioambiental y social, según ha explicado la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura, Pilar García.

Su continuidad, según ha expuesto Thomasz, iría por desarrollar estrategias en la gestión de riesgos de alimentación, como determinar áreas con mejores pastos, planificar la compra de pienso y el acopio de este, entre otras.

Por su parte, el director general de la Política Agraria Comunitaria (PAC), Javier Gonzalo, ha afirmado que la ganadería extensiva forma un «pilar fundamental» para la lucha contra el cambio climático, que se tendrá en cuenta en la reforma de la PAC.

Además, ha destacado algunas de las medidas puestas en marcha por la Junta de Extremadura en el último año para paliar la escasez de lluvias en el sector, como el anticipo y la flexibilización del pago básico y verde, el adelanto de la indemnización por zona desfavorecida para los ganaderos y los cinco millones de euros para construir abrevaderos y charcas.

Asimismo, el ganadero y miembro de Asaja Extremadura Julián Monforte ha mostrado su preocupación por este sector, tan relacionado, a su juicio, con el mundo rural, y ha pedido apoyo institucional para las explotaciones ganaderas para luchar contra la despoblación.