Asaja acusa a CC OO de romper el acuerdo sobre el arbitraje en el salario mínimo del campo

Trabajador del campo durante la recogida de la cereza:: HOY/
Trabajador del campo durante la recogida de la cereza:: HOY

E.P.

Asaja Extremadura ha acusado este jueves a CC OO de «romper de forma unilateral» el acuerdo alcanzado este pasado miércoles entre las organizaciones agrarias y los sindicatos para que un árbitro determine cómo aplicar la subida del Salario Mínimo Profesional a los trabajadores del campo.

«Según ha podido saber esta organización agraria, este sindicato ha enviado hoy de forma masiva a las empresas del sector agrario una tabla elaborada según su propio criterio en la que obliga a las empresas aplicar de una manera inmediata el decreto con carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero, sin esperar a la reunión pactada entre las partes y prevista para el próximo día 28 de marzo, ya con la presencia del laudo arbitral», ha indicado Asaja en nota de prensa.

De esta forma, ha criticado que CC OO no ha esperado «ni 24 horas para romper el acuerdo», algo que al presidente de Asaja Extremadura le parece «totalmente vergonzoso», por lo que, y ante este «grave» incumplimiento sindical, Asaja ha indicado que se está replanteando no acudir el próximo jueves al laudo arbitral.

«Ya no confiamos ni en la palabra ni en los acuerdos que se toman, ya que si lo han incumplido una vez el consenso lo pueden hacer ya cuando les venga en gana, así que para qué vamos a volver a negociar», ha añadido.

En esta línea, García Blanco ha recordado que las organizaciones agrarias no se niegan a aplicar la subida del SMI a los trabajadores del campo, pero ha añadido que existen diferentes criterios e interpretaciones de cómo calcular las cantidades, sobre todo en la aplicación de los trienios o en otros complementos

«Ya hemos dejado claro que ni es buena la subida para nadie, pero eso no quita que nos veamos obligados a aplicarlo, pero otra cosa es que el Decreto es una auténtica chapuza del Gobierno del señor Pedro Sánchez porque no deja claro cómo se tiene que aplicar», ha insistido García Blanco.