Agricultura colabora en el control de la mosca del olivo en Villuercas-Ibores

Agricultura colabora en el control de la mosca del olivo en Villuercas-Ibores

El pasado lunes se realizaron los primeros tratamientos con productos fitosanitarios

EFE

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha iniciado acciones de colaboración con cooperativas agrarias en la aplicación de tratamientos fitosanitarios para el control de la mosca del olivo en la comarca de Villuercas-Ibores.

De esta forma, el pasado lunes se realizaron los primeros tratamientos con productos fitosanitarios, al haber superado los umbrales establecidos para ello y verificar determinadas condiciones ambientales, según ha explicado la Junta en una nota.

Asimismo, el personal técnico del Servicio de Sanidad Vegetal lleva varias semanas realizando el seguimiento de la plaga y continuará haciéndolo mientras existan riesgos para el cultivo.

La campaña para el control de la mosca del olivo en la comarca cacereña obedece a la solicitud realizada por diversas cooperativas de esta zona, las cuales asumen el coste económico de la realización de los tratamientos.

El apoyo de la Administración regional consiste en la coordinación y supervisión de los trabajos, así como en el asesoramiento técnico para determinar la necesidad y momento de las aplicaciones fitosanitarias.

Estos tratamientos se llevan a cabo mediante la aplicación aérea de un producto fitosanitario con la consideración de ecológico, el Spinosad, que se utiliza en cebo sobre bandas que abarcan el 25 por ciento de la superficie a tratar.

5.000 hectáreas

La mosca del olivo causa un «grave perjuicio», pues es la principal responsable de la merma en la calidad del aceite de oliva e imposibilita el uso de las aceitunas afectadas como fruto de mesa.

Aunque esta plaga está presente en toda la cuenca mediterránea, la comarca de Villuercas-Ibores se ve «especialmente» perjudicada debido a sus características ambientales y socioeconómicas.

La superficie que se beneficiará de estos trabajos suma más de 5.000 hectáreas en los términos municipales de Castañar de Ibor, Bohonal de Ibor, Cabañas del Castillo, Guadalupe, Navalvillar de Ibor y Robledollano.

La Junta considera que esta campaña va a mejorar la calidad del aceite de la comarca «que ya de por sí es un referente por su gran nivel de calidad».