El acuífero de Tierra de Barros será declarado zona vulnerable por la contaminación de nitratos

Un canal de riego. :: hoy/
Un canal de riego. :: hoy

La declaración regulará la fertilización de los cultivos en 23 localidades, nueve de ellas en todo su término municipal,

EFE

La Junta de Extremadura prepara una orden para declarar la masa de agua subterránea de Tierra de Barros como nueva zona vulnerable a la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias. En la norma se mantendrá la consideración de vulnerable en algunos terrenos de los municipios de las zonas regables de Montijo, Lobón y Zújar, como se estableció ya en una orden del 7 de marzo de 2003.

La incorporación del acuífero de Tierra de Barros obligará a modificar el Código de Buenas Prácticas Agrarias de Extremadura y el programa deactuación aplicable a las zonas vulnerables en el plazo de un año.

Una vez actualizado, el programa de actuación deberá incluir los cultivos de la nueva zona vulnerable de Tierra de Barros y regular la fertilización de los cultivos en condiciones de secano.

Estas normas son de obligado cumplimiento, tanto en la superficie determinada en 2003 como ahora, según el proyecto de orden.

En el caso de Tierra de Barros, afectará a 23 localidades, nueve de ellas en todo su término municipal.

Se trata de Arroyo de San Serván, Calamonte, Corte de Peleas, Entrín Bajo, La Albuera, Lobón, Solana de los Barros, Torre de Miguel Sesmero y Torremejía. Parcialmente incluirá a otros 14, entre ellos Badajoz, Mérida y Almendralejo.

La nueva normativa encomienda a la Secretaría General de Desarrollo Rural y Territorio regional la intensificación de la labor de la Red de Control de Calidad del Agua de Riego de Extremadura en el acuífero de Tierra de Barros y la realización en el plazo de dos años de los trabajos necesarios para determinar el origen de la contaminación.

En una resolución de 2011, la Dirección General de Agua estatal ya incluyó a este acuífero entre las aguas afectadas por este tipo de contaminación o en riesgo de estarlo. Posteriormente, en 2015, la Confederación Hidrográfica del Guadiana declaró estas aguas subterráneas en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo y químico.

La Administración autonómica toma ahora la decisión por los altos niveles de nitrato en las mediciones efectuadas y porque no puede descartarse su origen agrario.

 

Fotos

Vídeos