Hoy

Samsung pone en juego un Note curvo y unas gafas de realidad virtual

El nuevo Samsung Galaxy Edge.
El nuevo Samsung Galaxy Edge. / Afp
  • Los surcoreanos han presentado dos modelos de su familia de phablets, un reloj inteligente autónomo y una carcasa con dos lentes que permite acceder a la realidad virtual con un móvil

Al igual que hiciesen en la pasada edición, Samsung ha aprovechado su presencia en IFA para poner en juego la nueva versión del Note, la gama de teléfonos que popularizó el formato 'phablet' (aquellos que superan holgadamente las cinco pulgadas de largo). Aunque los rumores apuntaban al Note 4, que estaba cantado, los surcoreanos han sorprendido con Edge, un Note que cuenta con el borde derecho curvo, creando de esta forma una banda lateral donde se muestran notificaciones y se controlan algunas funciones.

Ambos modelos cuentan con 5,7 pulgadas y una generosa densidad de 514 píxeles por pulgada gracias a una resolución de 1.440 por 2.560 píxeles. Funciona gracias a un procesador de cuatro núcleos a 2,5 gigaherzios que se complementa con 3 gigas de memoria RAM. La cámara aumenta las prestaciones de su sensor hasta los 16 megapíxeles y, como en la anterior generación, permite grabar en 4K, algo que Samsung por el momento reserva solo para esta gama. Además, incorpora un sistema para reducir el movimiento. La cámara delantera no ha querido dejar pasar el atractivo de las auto fotos y, además de contar con 3,7 megapíxeles, ofrece la posibilidad de tomar la imagen con un gran ángulo de visión.

El diseño se ha estilizado, cuenta con un marco de metal como en el caso del recientemente presentado Galaxy Alpha y pesa tan sólo 176 gramos, mientras que se silueta se queda en 8,5 milímetros. La batería, un punto crucial cuando hablamos de este tamaño de pantalla, cuenta con 3200 mAh. Sus responsables aseguran que se puede aguantar bien una jornada y en caso de tener que cargarlo, la mitad de la batería se rellena en apenas media hora. Estos Note, que incorporan lápiz óptico, ofrecen 16 gigas de memoria interna, ampliables hasta 128.

A por la realidad virtual

Una de las grandes sorpresas de la tarde fue Gear VR, un armazón con dos lentes en forma de gafas que, en combinación con el Galaxy Note 4, tal y como hacen las gafas Lakento MVR, ofrecen al usuario una experiencia de realidad virtual total de 360 grados. "El Galaxy Note 4 estaría haciendo de pantalla de esas gafas de realidad virtual, tendríamos delante una pantalla de 230 pulgadas", explicaba el vicepresidente de Samsung España, Celestino García, que ha descrito la experiencia como "inmersiva".

Una mujer pruega el Gear VR.

Una mujer pruega el Gear VR. / Afp

El Gear VR, desarrollado en colaboración con la empresa Oculus VR -las últimas Oculus Rift montan precisamente las pantallas de los Samsung Galaxy Note-, permite además ver vídeos, así como aumentar la experiencia virtual del usuario en el empleo de videojuegos. Queda claro que los surcoreanos no quieren perder el tren de la realidad virtual en el que también se ha embarcado Sony y su Project Morpheus para PlayStation 4.

Los asiáticos también enseñaron el Gear S, anunciado la pasada semana. Se trata de un reloj con pantalla curva que funciona sin necesidad de emparejarlo a un móvil constantemente. Incluye conectividad 3G, teclado para responder a mensajes y GPS. Samsung ya ha anunciado la disponibilidad de varias aplicaciones, como la app de running de Nike.

Temas