Hoy

Adenex denuncia el corte de más de 400 encinas en Majadas

Algunas de las encinas cortadas en Majadas del Tiétar. :: mam
Algunas de las encinas cortadas en Majadas del Tiétar. :: mam
  • Dada la gravedad de lo ocurrido, pide que este hecho tenga consecuencias para el autor y responsabilidades políticas en la Junta de Extremadura

Con estupor, primero, e indignación después han acogido los vecinos de Majadas de Tiétar, con su Ayuntamiento al frente, el corte de más de 400 encinas en una finca próxima al casco urbano, que Adenex considera un atentado «ambiental, económico y social». Dada la gravedad de lo ocurrido, pide que este hecho tenga consecuencias para el autor y responsabilidades políticas en la Junta de Extremadura.

El corte se ha producido en la finca 'La Laguna' y ha afectado a más de 400 ejemplares, algunos de ellos centenarios. De ahí las responsabilidades que se han pedido desde el Ayuntamiento y la denuncia que Adenex va a presentar contra Medio Ambiente «con la intención de revertir el atentado y que los responsables sean castigados».

El colectivo conservacionista no quiere que el propietario de la finca «se salga con la suya, al seguir adelante con la corta a pesar de ser denegada por el agente medioambiental». Por ello piden que se retiren todas las ayudas al olivar anexo de su propiedad, que se inmovilice la leña de encina cortada y que se obligue a recuperar el terreno destrozado con una reforestación nueva, además de estar vigilantes «para que el destrozo no siga, ya que al tratarse de un encinar relativamente joven, se puede regenerar y brotar por sí mismo». «No se trata de resolverlo solo con una multa administrativa -añade Adenex- sino que el propietario también se haga responsable de que los atentados medioambientales lo son económicos y sociales. Y en cuanto al papel que debe cumplir la administración, incluido el Seprona, que se tomen medidas ejemplares para que no vuelva a ocurrir». Entre esas medidas solicitadas por Adenex están la «inmediata dimisión del director general de Medio Ambiente como responsable de tal situación y la reestructuración del Servicio Forestal correspondiente, incapaz, en este caso y en otros similares, de ordenar, vigilar y velar por el cumplimiento adecuado de las normas ambientales, que también lo son económicas y sociales».