Hoy

Investigan si el yihadista de Irún iba a atentar con un camión como en Niza

Los agentes detienen al presunto yihadista en Irún.
Los agentes detienen al presunto yihadista en Irún. / Efe
  • El detenido es transportista internacional, lo que le da acceso a un vehículo de similares características al empleado en el atentado del pasado verano

La Guardia Civil precipitó ayer la detención de un presunto yihadista en Irún (Guipúzcoa) ante la posibilidad de que planeara cometer un atentado con un camión, imitando el método empleado por el terrorista que este verano atropelló en Niza (Francia) a cientos de personas y mató a 84.

El detenido es transportista internacional, circunstancia que le da acceso a un camión de similares características al empleado en el atentado de Niza, según han confirmado a Efe fuentes de la investigación.

La Guardia Civil investiga ahora si este presunto yihadista, Allal El Mourabit, que fue detenido cuando regresaba de Alemania a bordo un camión de gran tonelaje con el que solía recorrer distintos países europeos, tenía previsto cometer un atentado como el de Niza.

El método del atentado mediante el atropello, que recientemente empleó otro yihadista en una universidad en Ohio (EE UU), es una de las herramientas que el Daesh ofrece a sus 'lobos solitarios' para perpetrar ataques en Occidente.

El Ministerio del Interior informó ayer de que este detenido había intentado viajar a Siria para unirse al Dáesh y que la operación se enmarca en una investigación, que permanecía abierta desde 2013, sobre un grupo de personas que "estaban sufriendo un proceso de radicalización yihadista" y que llevó a detener a dos de ellas en Pamplona (Navarra) y en Calahorra (La Rioja), en 2015 y el pasado 26 de octubre.

Autoadoctrinado

Tras estos dos arrestos, los especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil mantuvieron activos los dispositivos de vigilancia sobre un tercer individuo, que también "estaba inmerso en este proceso" de radicalización, y concluyeron que se dedicaba a "realizar una intensa actividad propagandista y de ensalzamiento de las actividades del grupo terrorista Daesh a través de internet".

Según Interior, su actividad de "autoadoctrinamiento" se había incrementado con el tiempo, "incluso después de las dos detenciones" ya practicadas, que provocaron en el ahora arrestado "un cambio de actitud" y la "intensificación" de su discurso proyihadista, que transmitía "tanto físicamente como a través de las redes sociales a un número cada vez mayor de contactos tanto en España como en otros países".

La Guardia Civil intensificó entonces sus dispositivos de vigilancia sobre este individuo y descubrió que, "en fechas recientes, habría intentado enrolarse en las filas del Dáesh, para lo que se habría desplazado a Turquía de donde fue retornado gracias a las gestiones de colaboración policial internacional".