Hoy

«Nos despedimos a las 8 y a las 11 ya estaban muertos, es muy fuerte»

Minuto de silencio en Llinars del Vallès.
Minuto de silencio en Llinars del Vallès. / Reuters
  • El instituto de Llinars del Vallès llora a las víctimas

Llinars del Vallès, pequeña localidad barcelonesa de unos 90.000 habitantes, ha llorado esta mañana a las víctimas del vuelo de Germanwings siniestrado ayer en los Alpes franceses. En el avión, viajaban 14 alumnos alemanes y dos profesores que habían realizado un intercambio académico en el instituto Giola de la población vallesana.

Los alumnos del centro, profesores y responsables del centro han celebrado un acto de recuerdo a las víctimas. Algo muy modesto, un pequeño velatorio, una mesa con velas y una breve charla de recuerdo.

La directora ha leído un comunicado en el que ha pedido respeto para los alumnos y ha señalado que ahora lo primordial es estar con las víctimas. La directora ha agradecido las muestras de apoyo recibidas en las 24 últimas horas. A las puertas del instituto, estudiantes del centro no han podido disimular la tristeza por la pérdida de unos compañeros, a los que despidieron ayer y ya no volverán a ver. Caras largas, lágrimas, un mal día, en una jornada gris y lluviosa. "Estamos muy afectados", ha señalado Clara, alumna del instituto. "Nos despedimos a las 8 y las 11 ya estaban muertos, es muy fuerte, no podíamos creérnoslo", ha apuntado. Otro estudiante, Jordan, pide que se les recuerde siempre. "El palo es muy fuerte, duele mucho".

Poco después, las autoridades de Llinars y los vecinos del pueblo han guardado un minuto de silencio frente al ayuntamiento, que esta tarde celebrará un pleno extraordinario, donde expresará su apoyo a las familias de los 14 alumnos alemanes y sus profesores. El intercambio, han señalado los responsables municipales, se mantiene, porque es una tradición que tiene ya 20 años y que sirve como herramienta para que los alumnos aprendan alemán, ya que en el pueblo hay dos multinacionales germanas. De hecho, otro centro del pueblo, en este caso uno concertado, el Ginebró, ha despedido hoy en el aeropuerto a un grupo de 40 alumnos alemanes que han participado, como los del instituto Giola, en un intercambio.