Hoy

Francia localiza una de las cajas negras y restos de las víctimas del avión siniestrado

Vídeo

Familiares de las víctimas llegan al aeropuerto de El Prat. / Foto: Gustau Nacarino (Reuters)

  • La tragedia se ha cobrado la vida de 150 personas, 42 de las cuales son españolas

  • El Gobierno de Rajoy activa un gabinete de crisis y se mantiene en permanente contacto con las autoridades francesas y alemanas, país del que proceden al menos 67 de los muertos

  • El aparato, un Airbus A320, desapareció de los radares en la región de Alta Provenza y descendió durante ocho minutos antes de estrellarse

  • Llevará días recuperar los cadáveres debido a las dificultades del terreno, la nieve y las tormentas que se avecinan

Tragedia aérea en Los Alpes franceses. Un avión de la compañía alemana Germanwings que efectuaba el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf se ha estrellado este martes cerca del municipio de Prads-Haute-Bléone, en el departamento francés de Alpes de Haute-Provence. En el aparato viajaban 144 pasajeros y seis tripulantes, dos de ellos pilotos y los cuatro restantes azafatos, según ha confirmado la aerolínea Lufthansa, de la que Germanwings es su filial de bajo coste.

Entre los fallecidos hay al menos 67 alemanes, según ha informado la empresa. También habría víctimas de otras nacionalidades, entre ellos turcos y al menos un belga que residía en Barcelona. El Gobierno español, por su parte, ha señalado que 42 muertos son de este país. Previamente, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría había señalado que en el aparato viajaban 45 personas con apellidos españoles. En el avión iban dos también bebés. Las autoridades galas han localizado ya una de las cajas negras del aparato, lo que resultará clave para esclarecer las causas del siniestro. Ahora será analizada por los expertos del organismo francés de Investigación de Accidentes (BEA). Los numerosos equipos de socorro que se trasladaron al lugar de los hechos detuvieron las labores de búsqueda en torno a las 19.00 horas, coincidiendo con la caída de la noche.

Entre los fallecidos figura un grupo de estudiantes y docentes alemanes que regresaba tras completar un intercambio escolar en la localidad barcelonesa de Llinars del Vallès, a 43 kilómetros de la ciudad condal. Dieciséis de ellos eran alumnos del tercer y cuarto curso de la ESO y los otros dos, profesores que fueron invitados por el Institut Giola de la localidad, según han confirmado fuentes del centro. En el colegio están consternados por lo ocurrido.

La aeronave, que había alcanzado una altitud de 38.000 pies, descendió durante ocho minutos antes de impactar contra el suelo, después de que se le perdiese el rastro cuando volaba a 6.000. Así lo ha confirmado el gerente de Germanwings, Thomas Winkelmann, quien ha añadido que el aparato fue revisado el lunes técnicos de Lufthansa y en 2013 se le realizó una revisión completa.

Lugar donde se ha producido el accidente. / R.C.

El presidente francés, François Hollande, que ha calificado de "tragedia" lo ocurrido, ha dicho que "las condiciones del accidente hacen pensar que no hay ningún superviviente". El mandatario ha tenido oportunidad de hablar con el rey Felipe VI, quien ha decidido cancelar la visita de Estado que hoy iniciaba a Francia, y ha mostrado su solidaridad con las víctimas. "Es un luto que debemos soportar, ya que es una tragedia que se ha producido en nuestro suelo", ha subrayado Hollande.

En una improvisada comparecencia a las puertas del Palacio del Elíseo junto a Hollande y la Reina Letizia, Felipe VI ha mostrado sus condolencias a las familias de las víctimas y ha agradecido a Francia las medidas puestas en marcha a raíz del siniestro.

Los controladores dieron la alerta, no el avión

La dirección de Aviación Civil francesa ha señalado que el aparato de Germanwings no llegó a emitir una llamada de emergencia. "Fueron los controladores aéreos los que decidieron declarar que el vuelo estaba en emergencia ya que no había ningún contacto con la tripulación y el avión", ha precisado.

más información

El impacto se ha producido en el Macizo de Trois Evéchés, una zona muy montañosa de los Alpes franceses situada a 150 kilómetros de Niza. Se trata de un paraje con nieve, inaccesible para los vehículos. A ella se dirigen ya expertos enviados por el Ministerio de Transportes alemán, que ayudarán a las autoridades francesas. Mañana se desplazará a la zona la canciller germana, Angela Merkel. Lo mismo hará el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien viajará en un avión de las fuerzas armadas acompañado por el jefe del Govern, Artur Mas. España ha ofrecido asimismo un equipo de Policía Científica y de especialistas de la Guardia Civil para trasladarse a la zona "en cuanto sea necesario", según ha señalado Sáenz de Santamaría.

Pero el empeoramiento del clima está complicando mucho el acceso al lugar, al que también ha enviado un equipo el grupo Airbus. Más de 500 personas, entre gendarmes, bomberos y otros efectivos, se encuentran trabajando en estos momentos en las labores. Pese a ello, la Gendarmería teme que la recuperación de los cuerpos se prolongue durante varias jornadas, al encontrarse los restos dispersos y en un perímetro de una hectárea. "Podría llevar varios días evacuar los cuerpos de la zona del accidente", ha manifestado al diario Haute-Provence Info el teniente coronel de la Gendarmería Jean-Pierre Bloy. "Hay una docena de restos grandes, lo demás está muy disperso", ha agregado el militar.

De la dimensión de la tragedia ha dado cuenta también Christophe Castaner, diputado de la región de Alpes de Haute-Provence, quien ha asegurado, tras sobrevolar la zona en helicóptero, que el aparato está "totalmente destruido". "Imágenes espantosas en este paisaje de montaña. No quedan más que restos del fuselaje y cuerpos", ha escrito en su cuenta de Twitter. En parecidos terminos se ha expresado el presidente del Consejo General de la región donde se ha producido el siniestro, Gilbert Sauvan, quien ha dicho que el aparato ha quedado "completamente destrozado" y que el resto más grande del aparato tiene el tamaño de "un coche".

El ministro galo del Interior, Bernard Cazeneuve, ha ordenado la movilización de todos los medios con el fin de garantizar la acogida de las familias de las víctimas. En una breve intervención desde Seyne-les-Alpes, un municipio próximo al lugar de la catástrofe, Cazeneuve, acompañado por la ministra española de Fomento, Ana Pastor, ha resaltado que se va a poner también a disposición de los familiares que se desplacen hasta allí una célula de atención psicológica.

Investigación

Mientras tanto, el primer ministro francés, Manuel Valls, ha asegurado que "no se puede descartar ninguna hipótesis" sobre lo que ha sucedido. Así se ha pronunciado en una intervención ante la Asamblea Nacional francesa, que ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas. Estados Unidos ha ofrecido ayuda en la investigación a los gobiernos de España, Francia y Alemania. La Casa Blanca ha señalado que no cuenta con ninguna información que apunte a un vínculo terrorista de la tragedia. En cualquier caso, para esclarecer las causas se ha abierto una investigación de la que se ocupa la Fiscalía de Marsella.

vídeo

En las zonas señaladas con círculos se pueden ver restos del avión. / @Guardicivil | Vídeo: Ó. Bellot / A. Ferreras

El aparato siniestrado era uno de los más viejos de la compañía. Fue adquirido por Lufthansa en 1991 y acumulaba "aproximadamente 58.300 horas de vuelo en unos 46.700 trayectos" con motores del tipo CFM 56-5A1, según ha explicado el fabricante. En 2014, Lufthansa lo destinó a su filial de bajo coste. El piloto de la aeronave llevaba más de diez años en la empresa y acumulaba más de 6.000 horas de vuelo a los mandos de este modelo.

Una célula interministerial de crisis formada por el Gobierno francés se ha reunido esta tarde por espacio de unos cuarenta minutos, con la presencia de los Reyes de España. Don Felipe y doña Letizia han tenido oportunidad de ver imágenes en directo desde el lugar del siniestro mostradas en las pantallas del centro donde se desarrolla el encuentro, antes de regresar a Madrid. Durante el encuentro, Felipe VI ha mostrado una vez más su agradecimiento por la respuesta dada por las autoridades galas a la tragedia, ensalzando la "rapidez, eficacia y profesionalidad" con que se desempeñan todos los equipos movilizados.

Las condiciones meteorológicas eran "muy buenas"

No solo las condiciones meteorológicas no eran adversas esta mañana, sino que eran "muy buenas" en el lugar donde se ha producido el siniestro. Según han explicado fuentes de Aviación Civil en Barcelona, el avión solo se había encontrado con alguna inestabilidad a su salida de la capital catalana y en los primeros minutos de vuelos sobre el Mediterráneo, cuando ya se dirigía a alcanzar la costa sur francesa.

Una vez de vuelta al continente -han apuntado estos expertos- el aparato entró en una zona bastante anticiclónica. En la zona de los Alpes donde cayó la aeronave en ese momento no había tormenta alguna y ni siquiera llovía. Es más, brillaba el sol en algunos momentos, por lo que la visibilidad era, incluso, mejor que la habitual en esa cadena montañosa.

vídeo

Tragedia en los Alpes franceses. / Gráfico: Rodrigo Parrado | Vídeo: Atlas

Tampoco -de acuerdo con estos responsables de Fomento- había ráfagas de viento fuera de lo normal "ni corrientes convectivas notables que pudieran haber provocado algún problema".

Estas fuentes de Aviación Civil, por supuesto, se niegan a apuntar la causa del accidente, si bien se inclinan a señalar, descartada la meteorología, un fallo mecánico en el aparato. Abunda en esa hipótesis el momento del accidente, en pleno vuelo y no durante el despegue o el aterrizaje. En teoría, ese momento es el más seguro del viaje y en el que caben menos errores humanos.

Gabinete de crisis

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que se encontraba en Francia acompañando a los Reyes, dio orden de activar de forma inmediata el protocolo de emergencia consular en Madrid con el fin de recabar toda la información en torno al accidente y a los españoles que viajaban en el aparato. Además se ha constituido un gabinete de crisis que ha mantenido una reunión en el Palacio de la Moncloa, al término de la cual la vicepresidenta Sáenz de Santamaría ha anunciado que se decretan tres días de luto por la tragedia y ha pedido prudencia a la hora de apuntar hipótesis sobre lo ocurrido. De la misma forma, la Generalitat ha creado una célula de crisis.

En una primera reacción en su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se declaraba "consternado por el accidente aéreo en Los Alpes. Una tragedia. Trabajamos con las autoridades francesas y alemanas en la investigación", agregó.

Desolación entre los familiares

Un equipo de psicólogos y miembros de la Cruz Roja asiste a los cerca de 150 familiares de las víctimas españolas, que permanecen en el centro de atención habilitado en el Aeropuerto de El Prat. A todos ellos se les ofrece la posibilidad de alojarse en hoteles cercanos. Ningún responsable en el Gobierno ni en Aviación Civil ni del Aeropuerto apuesta por encontrar supervivientes, por lo que el objetivo de la célula de crisis activada en el aeródromo barcelonés es, ante todo, la localización y la atención de los familiares.

Un equipo de especialistas de los Mossos d'Esquadra se ha desplazado también al aeropuerto para tomar muestras de ADN a los familiares de las víctimas para que, de ser necesario, puedan ser usadas para identificar a los cadáveres. Fuentes de Fomento han detallado que "muy probablemente" este mismo jueves esas muestras serán enviadas a Francia para poder acelerar "en la medida de lo posible" los trabajos de identificación.

Hasta El Prat se ha desplazado la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, el conseller de Interior, Ramon Espadaler y el primer teniente de alcalde y responsable de Seguridad de la capital catalana, Joaquim Forn, además de responsables de Aviación Civil, Aena y Fomento. La célula, a la que esta tarde se ha incorporado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, está en permanente contacto con Vicepresidencia de Gobierno. Es Vicepresidencia -han apuntado estas mismas fuentes- la que en principio también va a coordinar con las autoridades galas la repatriación de los cuerpos de los pasajeros españoles con la ayuda de responsables de Fomento, cuya ministra, Ana Pastor, ya se encuentra en territorio francés para seguir en directo las labores de rescate que -estima el Gobierno- se van a extender durante varios días, dado lo escarpado de la zona.

Hasta el momento -han explicado fuentes gubernamentales- toda la información la están facilitando en El Prat las autoridades, ya que Germanwings no dispone de mostrador propio en la Terminal 2 del aeródromo catalán. Es la empresa de servicios aeronáuticos Swissport, la que se ocupa de la intendencia de Germanwings, aunque hasta el momento no ha facilitado dato alguno.

Los teléfonos de información para los familiares de las víctimas del accidente son el 012 en Cataluña y, para fuera de esta Comunidad, el 902 40 00 12. El Ministerio de Fomento ha puesto a disposición de los afectados otro teléfono (91 597 52 27), al que se añade el de emergencia consular (91 394 89 00).

La de hoy es la mayor tragedia protagonizada por un avión de pasajeros en suelo francés desde la del Concorde a las afueras de París en julio del año 2000.

directo