Hoy

Líderes yihadistas abandonan Mosul en plena ofensiva iraquí

Dos soldados iraquíes caminan al sur de Mosul.
Dos soldados iraquíes caminan al sur de Mosul. / Yasin Akgul (Afp)
  • La única victoria registrada este miércoles por las tropas gubernamentales ha sido en la localidad de Al Zauia, un punto de encuentro para los miembros y líderes del Daesh

  • Los yihadistas han detenido a más de 1.000 exmiembros de las fuerzas de seguridad iraquíes que, anteriormente, habían desertado y jurado lealtad al grupo radical

Los líderes yihadistas han abandonado Mosul, según ha afirmado un general estadounidense este miércoles, en el tercer día de la ofensiva de las fuerzas iraquíes, que preparan nuevos ataques en los alrededores del último feudo del grupo Daesh en Irak.

Para reconquistar Mosul, las fuerzas iraquíes reciben el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos que, además de su aviación, tiene en el terreno desplegados militares en labores de asesoramiento y entrenamiento.

Las fuerzas iraquíes han ralentizado este miércoles su avance terrestre hacia Mosul, en el tercer día de la gran campaña militar para recuperar el control de la urbe.

La única victoria registrada hoy por las tropas gubernamentales ha sido en la localidad de Al Zauia, al sur de Mosul, que era un punto de encuentro para los miembros y líderes de la organización radical, según la Jefatura de las Operaciones para la Liberación de Nínive, provincia de la que Mosul es capital.

Las fuerzas de la Brigada 71 del Ejército han logrado liberar esa población, ubicada en el camino hacia la comarca de Al Shura, bastión del Daesh en la zona y que incluye más de 70 aldeas.

Por su parte, la aviación de la coalición internacional liderada por EE UU ha destruido dos vehículos del EI cerca de la población de Al Shuirat, también próxima a Al Shura, y en el bombardeo murieron siete yihadistas.

La jefatura castrense aseguró que la lucha continúa contra el Daesh en el frente sur de Mosul y que la aviación gubernamental e internacional va a seguir destruyendo los objetivos del grupo terrorista dentro y fuera de la urbe.

Desde el comienzo de la ofensiva, el pasado lunes, las fuerzas iraquíes, apoyadas por las kurdas "peshmergas", han avanzado por el frente sur, este y norte, y han conseguido liberar más de una decena de localidades controladas por los yihadistas, pero hoy sus progresos se han visto disminuidos.

Las fuerzas antiterroristas irrumpieron hoy en la ciudad de Al Hamdaniya, situada a unos 27 kilómetros al este de Mosul, aunque se retiraron de la misma debido a la presencia de focos de resistencia y francotiradores del EI.

Al Hamdaniya es el corazón de una comarca compuesta por unos cincuenta pueblos, varios de los cuales ya han sido arrebatados al EI en los primeros dos días de operaciones militares, y era el mayor núcleo cristiano de la provincia de Nínive antes de la irrupción de los extremistas en 2014.

El presidente del consejo local de Al Hamdaniya, Faisal Eskandar, dijo a Efe que las unidades del Ejército y las antiterroristas, apoyadas por la aviación gubernamental, asaltaron las zonas sureñas de la región y penetraron en el área industrial, pero se retiraron por la existencia de obstáculos que frenaron su avance.

Eskandar aseguró que las fuerzas gubernamentales van a volver a lanzar un ataque sobre esa zona para liberarla definitivamente en las próximas horas, después de que la aviación haya neutralizado los focos de resistencia.

Las fuerzas iraquíes están aplicando la estrategia de rodear las poblaciones por tierra, luego bombardearlas desde el aire y finalmente irrumpir en ellas, una vez los combatientes del EI estén debilitados.

Mientras, en el interior de Mosul, el EI está tomando medidas para protegerse y también resistir ante el asedio.

El jefe del Comité de Seguridad del Consejo de la provincia de Nínive, Mohamed al Bayati, ha revelado que los yihadistas han establecido una nueva red de comunicaciones seguras, ya que el empleado hasta ahora está interrumpido por los bombardeos y las interferencias de sus enemigos.

Detención de desertores

Por otra parte, Al Bayati ha dicho que el Daesh ha detenido a más de 1.000 exmiembros de las fuerzas de seguridad iraquíes que, anteriormente, habían desertado y jurado lealtad al grupo radical.

Ahora, han sido arrestados y trasladados a un lugar desconocido por miedo a que se rebelen y se vuelvan a unir a las fuerzas iraquíes que se aproximan a la urbe, en la que ya se han dado algunas muestras de disidencia desde el anuncio del comienzo de la ofensiva para liberarla.

Asimismo, Al Bayati informó de que el EI ejecutó hoy a doce jóvenes de Mosul acusados de haber espiado en contra de los "soldados del califato" islámico, que el grupo declaró en junio de 2014 tras haber conquistado amplias áreas de Irak y Siria, incluido Mosul.

Las víctimas fueron ejecutadas en el centro de la ciudad, ante la mirada de algunos de sus residentes, que se calcula que son alrededor de un millón y medio, y que son ahora rehenes del EI y se teme que sean usados como escudos humanos.

El Ejército iraquí calcula que el EI cuenta con entre 5.000 y 6.000 combatientes en la ciudad de Mosul, aunque considera que una parte de ellos podría estar luchando a su pesar, tal y como dijo a Efe el jefe de las operaciones militares conjuntas, el comandante Taleb Shaghani.

El Ejército ha pedido a esos combatientes no voluntarios que "abandonen a los terroristas".