Hoy

EE UU defiende la ofensiva de Mosul como «decisiva» para derrotar al Daesh

Militares se preparan para la ofensiva armada en Mosul.
Militares se preparan para la ofensiva armada en Mosul. / Afp
  • El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, da la orden de iniciar la ofensiva militar para recuperar la segunda ciudad del país: "Se acerca el momento de la gran victoria"

La operación iraquí para liberar Mosul del Daesh, que dio comienzo hoy, es "un momento decisivo" para lograr la derrota del grupo terrorista, según el secretario de Defensa de EE UU, Ashton Carter. "EE UU y el resto de la coalición internacional están dispuestos a apoyar a las fuerzas de seguridad iraquíes, a los combatientes peshmerga y al pueblo de Irak en la difícil lucha que viene", dijo Carter en un comunicado emitido poco después del anuncio del inicio de la operación por el primer ministro iraquí, Haider al Abadi.

"Se acerca el momento de la gran victoria", declaró Al Abadi en un mensaje difundido por televisión, en el que prometió que va a restablecer la vida y la estabilidad en Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak y que permanece en manos del Daesh desde el junio de 2014. Carter consideró que se trata de "un momento decisivo en la campaña para infligir al Estado una derrota duradera".

"Estamos seguros de que nuestros socios iraquíes se impondrán a nuestro enemigo común y liberarán Mosul y el resto del país del odio y la brutalidad del Daesh", añadió el responsable de Defensa norteamericano.

2016, «el año del final del terrorismo»

En su anuncio, Al Abadi, que es también el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas iraquíes, pidió a las familias de Mosul y de la provincia de la que es capital, Nínive, que colaboren con las fuerzas de seguridad. "Pronto levantaréis la bandera de Mosul en el centro de Mosul y en todas las ciudades y pueblos (de Nínive)", añadió el jefe del Ejecutivo, antes de agregar que 2016 será "el año del final del terrorismo y de la organización Daesh".

Desde la semana pasada, distintos cuerpos de las fuerzas iraquíes, apoyados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, han ultimado los preparativos para la batalla, después de haber ganado terreno al Daesh en los alrededores de Mosul en los pasados meses.