Hoy

Liberbank culmina su reestructuración en la región con el cierre de 15 oficinas

Oficina de Liberbank en la avenida Juan Carlos I de Mérida, una de las quince que cerrará.
Oficina de Liberbank en la avenida Juan Carlos I de Mérida, una de las quince que cerrará. / Brígido
  • Otras dos sucursales de Badajoz capital mantendrán la atención a los clientes pero se convertirán en automáticas

Liberbank, entidad en la que se integró la antigua Caja Extremadura, culminará su reestructuración en la región con el cierre de 15 oficinas entre los meses de abril y mayo. Además, se sumará la conversión de otras dos sucursales de Badajoz capital, que pasarán a prestar servicio automático.

Según indica el Sindicato independiente de banca (Sibank, antes Csica) y confirma la propia entidad financiera, un total de 15 sucursales dejarán de prestar servicio a los usuarios. Una de las ciudades más afectadas será Badajoz, en la que se pasará de once oficinas a cinco con atención presencial.

En concreto, está previsto que cierren sus puertas las oficinas de la avenida de Colón, República Argentina, San Isidro y María Auxiliadora. Junto a esto, otras dos pasarán a ser automáticas. Se trata de las situadas en Menacho y en Sinforiano Madroñero.

De ese modo, en la capital pacense permanecerán en servicio presencial las sucursales situadas en la avenida de Europa (oficina principal), la avenida Ricardo Carapeto y las calles Carolina Coronado, Alcaraz y Alenda y la Pimienta.

También se reducirá de forma notable la atención en Mérida, que pasará de contar con cinco oficinas a dos. Desde el pasado lunes día 17 está cerrada al público la situada en la calle Marquesa de Pinares. En las próximas semanas se sumarán las de la avenida Juan Carlos I y la avenida Lusitania.

En la capital autonómica se mantendrán abiertas la oficina principal, situada en la céntrica calle Santa Eulalia, y la sucursal ubicada en la calle Pío Baroja.

Además de estos siete cierres repartidos entre las dos capitales, el cese de actividad también afectará a otras ocho oficinas situadas en Almendralejo, Llerena, Fregenal de la Sierra, Jerez de los Caballeros, Talavera la Real, Guareña, Puebla de la Calzada y San Vicente de Alcántara.

Liberbank señala que con la clausura de estas 15 oficinas de la provincia de Badajoz culmina la última fase del plan de reestructuración puesto en marcha por la entidad. Asimismo, afirma que el personal o bien se ha integrado en las sucursales que permanecerán abiertas en las distintas localidades o bien han recibido una oferta de traslado.

Falta información

Sibank reconoce que el plan de reestructuración ya estaba anunciado desde el pasado año, por lo que la principal novedad es que se ejecute de manera definitiva. Pero lamenta que la entidad financiera no aporte la información necesaria a los representantes de los trabajadores, que en muchas ocasiones se enteran del cierre por las cartas que reciben los empleados afectados.

El sindicato señala que el modelo de Liberbank, convertido en banco, no tiene nada que ver con el de una caja de ahorros, con una función social. De esa forma, considera que la búsqueda de beneficio lleva a ajustar costes sin valorar la pérdida de atención a los clientes, con los que se pierde el contacto directo, ni el perjuicio que se causa a los trabajadores, a los que se lleva a traslados o a una pérdida de calidad en el empleo que en ocasiones culmina con un despido pactado.

En cualquier caso, reclama que la entidad cumpla con las obligaciones reconocidas en el Estatuto de los Trabajadores y que informe a los sindicatos sobre las decisiones que afectan a los empleados. Además, recuerda que el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en vigor termina el 30 de junio, por lo que superada esa fecha no se descartan nuevas reestructuraciones.