Hoy

Aprobadas las medidas sanitarias para los subproductos de piezas de caza

  • Con el objetivo decontrolar la tuberculosis bovina, el Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se determinan las medidas sobre los subproductos animales no destinados al consumo humano

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto por el que se determinan medidas sanitarias de salvaguardia sobre los subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH) de piezas de caza mayor con el objetivo de controlar la tuberculosis bovina.

De acuerdo con el decreto, en el caso de monterías, batidas, ganchos y recechos de gestión que se lleven a cabo en Áreas de Especial Incidencia en Tuberculosis Bovina, la eliminación de estos restos provenientes de piezas abatidas se hará en establecimientos o plantas de transformación autorizadas y, en determinados casos, en el muladares o comederos fijos autorizados dentro del coto privado de caza.

Si se trata de cotos sociales o terrenos cinegéticos de gestión pública (reserva de caza o coto regional de caza), también existe la posibilidad de eliminar los restos en muladares o comederos fijo autorizados de titularidad pública.

En cualquier caso, el transporte de los restos debe realizarse por empresas y vehículos registrados en el Registro Nacional de Establecimientos y Operadores de SANDACH y la eliminación de subproductos y despojos se realizará a la mayor brevedad posible y como máximo al día siguiente de la celebración de la actividad cinegética.

La Junta señala que dada la trascendencia y gravedad de los efectos de la especial incidencia de la tuberculosis bovina en Extremadura urge la adopción de medidas sanitarias de salvaguardia que permitan su adecuado control.

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, ha recordado que la adopción de esta medida es fruto de los acuerdos de la Mesa de la Tuberculosis y de ella se beneficiarán más de 1.200 explotaciones que incluyen a 4.000 bovinos.

Ha insistido que ante este problema la Junta "no se pone de perfil" sino que destina 13 millones de euros para luchar contra esta enfermedad.