Hoy

Educación ampliará el transporte gratuito a los alumnos de Bachillerato y Formación Profesional

Padres de Hinojosa han protagonizado la última protesta por el transporte escolar. :: hoy
Padres de Hinojosa han protagonizado la última protesta por el transporte escolar. :: hoy
  • El PSOE afirma que son precisos 4,5 millones de euros y 150 rutas escolares más para alcanzar el objetivo

El próximo curso los alumnos extremeños que cursen las llamadas enseñanzas postobligatorias -Bachillerato y Formación Profesional- dispondrán también de transporte gratuito para acudir a sus institutos.

En el transcurso ayer de un debate en la Asamblea motivado por el PSOE, que solicitó a través de una propuesta de impulso la gratuidad del transporte escolar en la región, la consejera de Educación, Trinidad Nogales, anunció que el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2015 contempla la universalización de la gratuidad del transporte escolar. Zanjaba de este modo el debate y también la polémica que ha acompañado al PP desde que alcanzara el Gobierno regional. Fue entonces, en el curso 2011-2012, nada más llegar a la Junta, cuando decidió suprimir la gratuidad para los alumnos de Bachillerato y Formación Profesional.

Desde entonces, y a pesar de las numerosas ocasiones en las que el resto de grupos políticos han solicitado al PP esta gratuidad, los dos máximos responsables de la Consejería de Educación han mantenido la negativa. Tanto Trinidad Nogales como el secretario general, César Díez Solís, han explicado una y otra vez que la Ley de Educación de Extremadura establece la gratuidad del transporte escolar para niños de 3 a 16 años (del segundo ciclo de Infantil a Enseñanza Secundaria Obligatoria). La Administración regional no está obligada a prestar el servicio en etapas posteriores.

De hecho, en una de sus últimas comparecencias en la Asamblea y a instancias de IU, Trinidad Nogales dijo respecto a la gratuidad del transporte escolar en las enseñanzas postobligatorias que la Consejería está trabajando para favorecer a aquellos que necesitan esa gratuidad, «no indiscriminadamente, porque si no, no se puede sostener, no se puede pagar; nuestra oferta va en función de la renta».

Pero todo cambió ayer, cuando anunció que la gratuidad en el transporte escolar llegará a partir del próximo curso a los alumnos de las enseñanzas postobligatorias. Ahora sí, según explicó la consejera, porque se ha saldado la deuda del Ente Público Extremeño de Servicios Educativos Complementarios (Epesec) que gestiona el transporte escolar. Recordó al respecto que en el año 2008 se extendió la gratuidad al alumnado de Bachillerato y Formación Profesional. Pero desde ese momento se generó una deuda en el Ente que superó los cuatro millones de euros, lo que obligó al PP, cuando llegó a a la Junta, a suprimir la gratuidad en las postobligatorias, «a adoptar una decisión difícil, porque seguir en esa espiral de endeudamiento podría poner en peligro este servicio, necesario en las etapas obligatorias».

«Han rectificado y han acertado», valoró ayer Luciano Fernández, portavoz socialista de educación y artífice de la propuesta de impulso sobre gratuidad que se debatió en la Asamblea y que fue respaldada por IU y Prex-Crex.

Presión de la calle

«La petición de todos los grupos políticos y, sobre todo, la presión de la calle están detrás de la rectificación del PP», ahondó Fernández. «La Consejería de Educación se ha encontrado desde que decidió la supresión de la gratuidad para Bachillerato y Formación Profesional con un rosario de problemas por toda la geografía extremeña».

La última reivindicación ha tenido lugar esta misma semana, cuando padres de alumnos de Hinojosa del Valle protagonizaron una marcha a pie para exigir a la Junta mejoras en el transporte escolar de sus hijos, un autobús con capacidad suficiente para llevar a los alumnos de Secundaria y Bachillerato del pueblo hasta el Instituto de Hornachos, donde cursan sus estudios.

«Pero esta reivindicación es sólo la última de un sinfín de protestas desde el norte al sur de Extremadura; por eso la Junta no ha tenido más remedio que rectificar y de ello creo que nos alegramos todos», resumió el portavoz socialista. Para alcanzar esa gratuidad, según Fernández, será preciso establecer 150 rutas escolares más y, por tanto, incrementar el presupuesto de transporte escolar en unos 4,5 millones de euros.

Mientras tanto, hasta que la gratuidad sea una realidad, la consejera dijo ayer que su departamento está adoptando medidas para compensar la supresión de la universalización del transporte escolar en Bachillerato y Formación Profesional. «Hacemos un trabajo individualizado en la asignación de las plazas vacantes de las rutas contratadas, que se ofertan de forma gratuita al alumnado de enseñanzas postobligatorias en función de la renta», afirmó Nogales. Según sus datos, en estos momentos se están beneficiando de este servicio gratuito 1.664 alumnos. Además, 2.310 alumnos -con una media de 432 euros por persona- se beneficiarán de la beca para transporte creada y dotada con un millón de euros, que se convocará antes de que finalice el año.

«Por ello, teniendo en cuenta que hay unos 6.000 alumnos que cursan Bachillerato y Formación Profesional en Extremadura y que necesitan trasladarse desde su residencia al centro educativo, son más de 2.000 estudiantes los que no tienen ninguna ayuda, ni transporte gratuito ni beca», concluyó Luciano Fernández.