Hoy

El Gobierno busca un pacto nacional para que la jornada laboral termine a las seis de la tarde

vídeo

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. / Efe | Vídeo: Atlas

  • Báñez quiere fomentar el teletrabajo y la creación de una bolsa de horas, así como ampliar a cuatro semanas el permiso de paternidad ya para el próximo año

  • Pretende también poner en marcha la denominada 'mochila austriaca' de forma que los trabajadores acumulen un fondo de capitalización a lo largo de su vida laboral

Era uno de los compromisos que Ciudadanos enarbolaba en la pasada campaña electoral y el PP lo ha tomado como propio. El Gobierno quiere elaborar un pacto nacional para la conciliación y la racionalización de horarios. Así lo ha anunciado hoy la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su comparecencia en la comisión de empleo del Congreso de los Diputados para presentar los objetivos de su departamento para esta legislatura. Además, la ministra ha avanzado que se estudiará también las posibilidades que traería cambiar el huso horario. Y para ello, se abrirá una mesa de diálogo para analizar esta propuesta.

Lo que quiere el Ejecutivo es que la jornada laboral acabe, con carácter general, a las seis de la tarde y para ello impulsará un pacto con representantes de empresas y trabajadores. A su vez, para favorecer la conciliación, Báñez explicó que mejorarán los mecanismos de flexibilización de la jornada laboral, con fórmulas como el teletrabajo y la creación de una bolsa de horas para gestionar asuntos propios.

Asimismo, y conforme al acuerdo alcanzado con Ciudadanos, ampliarán en 2017 el permiso de paternidad de las dos semanas actuales hasta cuatro semanas. En este sentido, también aprobarán un plan especial de igualdad de mujeres y hombres en el ámbito laboral y contra la discriminación salarial.

Por otro lado, en la agenda del Ministerio hay otro fuerte guiño a su socio de gobierno, el partido de Albert Rivera: poner en marcha un fondo de capitalización de los trabajadores, mantenido a lo largo de su vida laboral, que se haga efectivo en los supuestos de despido, movilización geográfica y de desarrollo de actividades de formación o en el momento de jubilación. Es decir, al estilo de la denominada 'mochila austríaca'.