Hoy

Doña Pilar, una enfermera 'real' sin pelos en la lengua

Doña Pilar de Borbón y Borbón.
Doña Pilar de Borbón y Borbón. / Archivo
  • perfil

  • Su nombre figura entre más de dos centenares de personalidades de medio centenar de países que tenían patrimonio en hasta 21 paraísos fiscales a través de un bufete de Panamá

Doña Pilar de Borbón y Borbón (Cannes, 1936), bautizada María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de Todos los Santos de Borbón y Borbón, está en boca de todos tras conocerse que su nombre figura entre más de dos centenares de personalidades de medio centenar de países que tenían patrimonio en hasta 21 paraísos fiscales a través de un bufete de Panamá. No es la primera vez que la Infanta es protagonista en los medios de comunicación por su carácter indomable. "Tener mal humor es lo único que perdura", dijo a un grupo de periodistas hace un par de años.

A doña Pilar, su padre intentó casarla sin éxito con el Rey Balduino de Bélgica. La Infanta renunció a sus derechos de sucesión al trono español al casarse con Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada (1934-1991), ajeno a alguna familia real, quedando tanto Pilar como todos sus descendientes excluidos de la línea sucesoria. Costó mucho que tuviese la aceptación de los Condes de Barcelona, pero su tenacidad obtuvo sus frutos el 5 de mayo de 1967, cuando contrajo matrimonio en el monasterio lisboeta de los Jerónimos de Belém.

Siempre fue una mujer adelantada para la época en la que vivía, y más teniendo en cuenta de quién era hermana. Además de dominar el inglés, francés, portugués e italiano como consecuencia de haber pasado su infancia en Cannes, Roma y Estoril, cursó enfermería en la Escuela de enfermería Arturo Ravara. Una carrera que ejerció y que tuvo uno de sus momentos más duros cuando el 27 de mayo de 1963, estando de servicio en el hospital Dos Capuchos, se hundió el techo de la estación Cais do Sodré. La Infanta Pilar se trasladó hasta el lugar del siniestro para ayudar a curar a los heridos y amortajar a los fallecidos.

Declaraciones polémicas

Siempre activa en el deporte ecuestre, la también duquesa de Badajoz es miembro honorario del Comité Olímpico Internacional desde 2006, habiendo sido miembro activo desde una década antes. Asimismo forma parte del Consejo de Honor del Comité Olímpico Español. Una faceta que comparte con su dedicación a los más necesitados mediante el Rastrillo de Nuevo Futuro, del que es presidenta honorífica.

Allí, la Infanta congrega a numerosos medios de comunicación, a los que suele dar jugosas declaraciones. Una de las más sonadas fue cuando, al ser preguntada por una serie que se emitió en televisión sobre los entonces Príncipes de Asturias, espetó que "Letizia es mejor que Lady Di, mucho más lista". En aquella ocasión aprovechó para arremeter contra los periodistas: "No leo sobre mi familia porque me da la impresión de leer pornografía".