La Junta trabaja ya en actualizar y promocionar el centro de interpretación de Maltravieso

Un grupo de alumnos del Colegio 'El Pilar' de Plasencia, durante su visita al centro de interpretación de Maltravieso la pasada semana. :: l.c.

Con el hallazgo sobre la autoría neandertal de las pinturas rupestres y su nueva datación se cambiarían cartelería y soportes audiovisuales

J. J. González
J. J. GONZÁLEZCáceres

Ya no vale decir que las pinturas rupestres tienen una antigüedad de 20.000 años ni tampoco que son obra de homo sapiens. La realidad es que son casi 70.000 años y los autores son neandertales. Todo un vuelco, una revolución, pero la divulgación del descubrimiento apenas tiene poco más de una semana. Con las últimas investigaciones, difundidas el pasado 23 de febrero, hay que reescribir la prehistoria y por tanto también los dato que se ofrecen al visitante en el centro de interpretación de la Cueva de Maltravieso. El Gobierno regional, responsable de esta dotación, trabaja ya en los cambios que hay que introducir y, además, en potenciar la promoción del mismo centro.

«El centro de interpretación contiene explicaciones y datos relativos a la cueva y a la datación de las pinturas rupestres y con los últimos descubrimientos se hace necesario ofrecer una información precisa y actualizada», indicó a este periódico la secretaria general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García Cabezas, quien anuncia que los cambios afectarán tanto a los paneles como a la cartelería, dípticos y contenidos audiovisuales». Preguntado por las fechas, plazos y presupuesto para materializar estos cambios, García Cabezas señala que no se puede concretar debido a que hace escasos días desde la divulgación del descubrimiento sobre la datación de las pinturas, aunque indica que ya se está trabajando en cómo abordar estos cambios: «No podemos dar plazos sino decir que lo haremos cuanto antes para ofrecer en el centro una información veraz», afirma para señalar a continuación que los cambios ser harán «de la mejor manera posible».

Más información

Preguntada por la posibilidad de que la Junta de Extremadura se decida por una inversión más ambiciosa, como por ejemplo, la ampliación del centro de interpretación, la secretaria general de Cultura afirma que todas las posibilidades y proyectos «se pondrán encima de la mesa», aunque insiste en que de lo que se trata ahora, de forma más inmediata, es de la actualización de la información y de la promoción del centro: «Ahora contamos con una herramienta que es el centro de interpretación».

Miriam García Cabezas, Secretaría general de Cultura: «Estos nuevos datos han promocionado la cueva y muchos más ciudadanos se interesarán por el centro de interpretación»

Como se ha informado ya, un grupo de investigación internacional encabezada por la Universidad de Southampton ha publicado en la prestigiosa revista Science los resultados de un estudio sobre datación del arte rupestre contenido en tres cuevas españolas: Maltravieso, de Cáceres; la Pasiega, de Cantabria, y Ardales, de Málaga. En ese equipo han trabajado Hipólito Collado, Juan Carlos Aguilar y José Ramón Bello, arqueólogos de la Junta de Extremadura.

El giro histórico ha sido de tal calado que ha tenido una repercusión mundial y Maltravieso se ha situado a la cabeza en cuanto a la antigüedad de sus pinturas, sus famosas huellas de manos. El análisis sobre una de ellas ha revelado que fue realizada hace 66.700 años. Pero es que, esta dotación, junto con las llevadas a cabo en las pinturas de las otras dos cuevas, supone, además, la certificación de que no han podido ser obra del hombre moderno, es decir del homo sapiens, sino de la neandertales, una especie distinta, de la que se suponía que no tenía capacidad de abstracción, es decir de representación artística.

«Son datos que llevan a cambiar la información, pero no sólo del centro de interpretación de Maltravieso sino de los libros de texto», afirma Miriam García, quien reconoce que es necesario estar «a la altura de los nuevos datos».

Sobre la promoción cultural que pone el descubrimiento para Maltravieso, reconoce que, en efecto, «estos nuevos datos han promocionado a la cueva y muchos más ciudadanos se interesarán a partir de ahora por el centro de interpretación». Así, Cultura prevé incidir en su promoción, una dotación abierta en 1999 y que hasta ahora registra escaso número de visitantes, al igual que los otros dos centros, el del campamento romano de Cáceres el Viejo y el de la minería. El centro de Maltravieso fue visitado el último año por algo más de 2.700 personas, la mayor parte de las cuales lo hace en grupos, fundamentalmente escolares.

Sobre la revalorización de la cueva cacereña con el descubrimiento científico, la secretaria general de Cultural, subraya el hecho de que Maltravieso es un enclave relevante antes de esa reciente investigación «por ser una de las pocas cuevas urbanas» de la prehistoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos