Hoy

Cáceres, inmortalizada como la Verona del XVI

El director Michael Offer supervisa una toma del rodaje en la Plaza de San Jorge. :: lorenzo cordero
El director Michael Offer supervisa una toma del rodaje en la Plaza de San Jorge. :: lorenzo cordero
  • La serie americana Still Star-Crossed inició su espectacular y masivo rodaje en la plaza de San Jorge en medio de un gran hermetismo

A Daniel Gordo y Manuel Díaz les tocó ayer transformarse en campesinos del siglo XVI. Esa fue la suerte que corrieron como extras para Still Star-Crossed, la serie producida por la cadena americana ABC y que estos días rueda en Cáceres. Podían haber sido nobles por unos días, o soldados, pero les toca representar esa parte baja de la pirámide social, hecha de trabajo de sol a sol y pago de diezmos al rey.

Daniel y Manuel son dos de los extras que ayer participaron en el rodaje de esta producción, que ya ha rodado en Trujillo y en la finca La Enjarada, además de en el auditorio San Francisco. Está basada en la novela de Melinda Taub, que elabora una especie de secuela de la obra de Romeo y Julieta de Shakespeare, en donde dos misteriosas figuras tratan de avivar de nuevo la pelea entre los Montesco y los Capuleto. La mayor parte de los extras formaban parte de cada una de las dos familias en liza, y también había elementos «neutrales».

Unas 300 personas se apuntaron para «vivir una experiencia diferente», tal y como explicaban Daniel y Manuel. Alrededor de 50 euros, dependiendo de las horas echadas, son los honorarios que cobran al día. Lo cuentan en la iglesia de la Preciosa Sangre, punto en el que se les reúne para darles las instrucciones necesarias.

No es un trabajo cómodo. A las seis de la mañana fueron recogidos los primeros grupos en el parking de Galarza para llevarles a dos naves de Casar de Cáceres, en las que iban recibiendo el vestuario y la caracterización. Pesados trajes les acompañaron durante todo el día. El rodaje en la remozadísima Plaza de San Jorge comenzó hacia las ocho de la mañana. A las once se trabajaba sin descanso bajo un sol que hacía sudar a actores y extras y también al equipo artístico y técnico. Unas 200 personas hacen que el rodaje pueda llevarse a cabo. En la Plaza Mayor había más de una docena de camiones en los que se guarda material artístico, iluminación y clables, entre otras cosas. El catering para que los equipos «repostaran» se ubicó en el interior del jardín de Ulloa y también dentro de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD). No faltaron las botellas de agua ni los botes de Acuarius para sofocar el agobio.

Escenas

La jornada se prolongó hasta las ocho de la tarde. Hubo varios momentos emocionantes y de mucha acción, como una persecución por los tejados, un discurso desde uno de los balcones de los Golfines de Abajo o el lanzamiento de una flecha ardiendo dirigida a un carro con dos muñecos de paja. El director, Michael Offer, y los principales actores, Zuleika Robinson (Rosalinda), Sterling Sulieman (Príncipe Escalus) y Lashana Lynch (Lady Capuleto), entre otros, desarrollaron sus papeles en esta Verona fingida a la que también se representa la parte antigua de Cáceres.

Hay cosas que llaman mucho la atención, como la presencia de actores y extras de raza negra que además fue los que más costó encontrar. Ayer, entre los figurantes se hablaba de que, al ser estadounidense la serie, interesa también que quede representada esa etnia.

El hermetismo en cuanto a las escenas que se ruedan es máximo, y también resulta complicado acceder a la parte antigua, porque además coincide con las obras en Santa María para el rodaje de 'La Catedral del Mar'. Los turistas curiosean y aceptan la situación. «Es bueno para la ciudad», reflexiona una pareja de Sevilla.