Elevan a 1,5 millones la indemnización de una joven herida en accidente en Badajoz

La Audiencia Provincial concede otros 95.000 euros a una chica que sufrió una gran invalidez al salirse de la calzada el coche en el que iba

E. F. V.

La Audiencia Provincial de Badajoz ha elevado a 1,58 millones de euros la indemnización que deberá pagar la aseguradora Mapfre a una joven que sufrió una invalidez severa como consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido en la avenida Luis Movilla de Badajoz.

El juzgado de lo penal número 1 de Badajoz ya fijó en 1,47 millones el dinero que debía pagar la compañía para compensarle los daños sufridos, cantidad que incrementa ahora la Audiencia.

Los hechos que motivaron este fallo tienen su origen en el accidente ocurrido a las 2.37 horas de la madrugada del día 20 de mayo de 2012 cuando el joven Antonio T. E., que había obtenido el permiso de conducir sólo tres días antes, circulaba junto a otras cuatro personas.

El coche se desplazaba por la avenida Luis Movilla en dirección al centro de la ciudad. Iba por el carril derecho cuando el conductor «rebasó por el carril izquierdo, de manera imprudente y a velocidad excesiva -había una limitación de 50 km/h pero la Policía Local cree que no iba a menos de 91 km/h- a un vehículo que le precedía en la circulación».

Mientras hacía esa maniobra, el conductor se encontró con otro vehículo en el carril izquierdo, por lo que realizó una maniobra para cambiar de nuevo al carril de la derecha. En ese momento perdió el control y se desplazó contra el bordillo de la acera, colisionando contra un árbol de pequeñas dimensiones y contra una farola. La frenada fue de 28 metros.

En el accidente resultaron lesionadas tres chicas menores de edad que lo acompañaban, una de las cuales se encuentra desde entonces en situación de «gran inválida».

El juzgado impuso una pena de 23 meses de prisión al conductor y le retiró el carné durante tres años. Además, condenó a la aseguradora del vehículo a pagar 1,47 millones a la herida de mayor gravedad.

El fallo fue recurrido por Mapfre, pero el tribunal ha confirmado y ampliado la indemnización concedida a la joven que sufrió las secuelas más serias, representada en este caso por el letrado José Manuel Rubio Gómez-Caminero.

El nuevo fallo, que es firme, amplía en 95.000 euros el importe de la indemnización y concreta el derecho de la chica a recibir, mientras viva, una ayuda mensual de 500 euros para la contratación de una persona que pueda asistirla durante cinco horas diarias.

Además, la Audiencia confirma el derecho de la madre a percibir el salario mínimo (707,60 euros en la actualidad) para que pueda atender a su hija, dado que las lesiones que presenta la joven le impiden trabajar. La aseguradora también deberá hacerse cargo del tratamiento médico que precise durante toda su vida.

Tras este nuevo fallo, que no puede ser recurrido, la indemnización se eleva a la cantidad de 1.580.000 euros.

Fotos

Vídeos