El Premio Felipe Trigo se 'falla' en Twitter

El alcalde de Villanueva ha tenido que recurrir a la famosa red social a fin de pedirle ayuda a Monago para el certamen literario Gallardo lamenta que se retire la ayuda tras 30 años

FRAN HORRILLOVILLANUEVA DE LA SERENA.
Momento del fallo de la última edición del Premio Literario Felipe Trigo, cuyo jurado presidió Jesús Sánchez Adalid. ::                             FRAN H./
Momento del fallo de la última edición del Premio Literario Felipe Trigo, cuyo jurado presidió Jesús Sánchez Adalid. :: FRAN H.

La trigésimo primera edición del premio literario Felipe Trigo, que convoca el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, quedará para la historia. Y lo hará por la ligazón definitiva del premio a las nuevas tecnologías, en el más amplio sentido del concepto. Si antes del verano, el Consistorio villanovense entregaba a los miembros de la comisión lectora una agenda electrónica o e-book, para que leyeran en este cómodo dispositivo las obras recibidas; ahora el 'guiño tecnológico' tiene que ver con las redes sociales. Y es que es en este escenario tan en auge donde se está dirimiendo estos días el futuro del certamen.

Las alarmas se encendieron esta semana, después de que el alcalde villanovense, Miguel Ángel Gallardo, recién aterrizado de sus vacaciones, anunciara que la celebración del premio Felipe Trigo corría «serio peligro». Todo ello, después de recibir una comunicación de la Junta dando a conocer la «imposibilidad de participar económicamente» en el evento de este año.

Gallardo señaló que, como todos los años, a principios del mes de agosto solicitaron la subvención a la Junta para sufragar una parte de los gastos derivados del Premio Literario Felipe Trigo, que ascendía a 24.000 euros. Una ayuda, como recuerda el primer edil, que se ha recibido en las treinta ediciones anteriores y que supone el 35% del presupuesto total del certamen, teniendo en cuenta que el Consistorio aporta 36.000 euros, la Diputación 10.000 y Caja Madrid 3.000.

No obstante, el pasado 19 de agosto se recibió comunicación por parte del coordinador general de la Presidencia y Relaciones Institucionales, Juan Parejo, en el que se descartaba la concesión de cualquier apoyo económico. Éste señalaba: «Ante la situación económica que nuestra comunidad está atravesando y dado que nuestros esfuerzos se encuentran centrados en la creación de empleo, la dependencia, la sanidad y la educación, nos vemos en la imposibilidad de participar económicamente en dicho evento y, a su vez, nos ponemos a su entera disposición para ayudarles de cualquier otra forma que ustedes nos puedan proponer».

La comunicación, como admite el alcalde, le produjo un «escalofrío». De ahí que no dudara en hacer un parón en sus vacaciones, para remitir sendos correos electrónicos al presidente de la Junta, José Antonio Monago, para que reconsiderara la decisión. En esos e-mails Gallardo le recordaba a Monago que «nunca en la historia de este premio se había producido un hecho así», al tiempo que le advertía que la anulación de la subvención «ponía en serio riesgo la celebración del premio literario más relevante e importante de Extremadura».

Intercambio de tweets

Pasaron los días y ante la falta de respuesta, y dada la costumbre del presidente regional de interaccionar a través de las redes sociales, Gallardo decidió crearse una cuenta en Twitter. Una red social que desconocía pues, como admite, «soy más de Facebook». Sin embargo, tras una serie de nociones básicas, Gallardo se puso al día y pudo intercambiar con Monago una serie de tweets. Para iniciar la conversación, aprovechó un comentario del mandatario regional sobre el Festival de Teatro de Mérida.

Uno de éstos tweets le hace albergar al alcalde «cierta esperanza», pues Monago le indicó a Gallardo que «los problemas son presupuestarios» y estaban «analizando las posibilidades de apoyo». Además, el presidente regional también le indicaba al edil que él «no había gastado la partida para todo el año».

En el intercambio de tweets también entró en escena esta semana Juan Parejo, que precisó que «hay apoyo pero no hay dinero». Gallardo insistió en que el dinero del premio quedó retenido por el anterior gobierno, a lo que Parejo señala que «hay decenas inversiones, obras y actuaciones comprometidas pero no hay un euro. La deuda es de 2.500 millones. Y la prioridad es el empleo». Un tweet, éste último, tachado de demagógico por el alcalde, que al tiempo critica el hecho de tener que comunicarse por las redes sociales, a lo que Parejo le recordó que fue el propio Gallardo el que empezó a realizar declaraciones en Twitter.

Lo cierto, es que la red social se ha convertido en los últimos días en el escenario en el que tanto una parte como otra se intercambian golpes dialécticos, al ritmo de mensajes de 140 caracteres. Un medio que, como lamenta Gallardo, suplanta los medios oficiales y las reuniones cara a cara en el despacho.

El alcalde ha dejado claro que no quiere la confrontación, sino la colaboración con el gobierno regional y urge una respuesta de la Junta pues es en diciembre cuando se celebra el certamen literario, «y está a la vuelta de la esquina». El edil apunta que se podría haber entendido, en el contexto que nos encontramos, que se hubiera rebajado algo la ayuda, «pero no se comprende que se pase de 24.000 a cero euros».

Pese a todo, el edil avanza que «el premio se celebrará con seguridad, porque ya estamos trabajando para que, sin mermar la calidad, se lleve a cabo». Además, precisa, que el «premio de por sí ya era austero».

Sin un euro

En representación de la Junta, Juan Parejo, también ha querido matizar una serie de cuestiones respecto a este asunto y en primer lugar precisa que la falta de apoyo viene derivada de la situación actual de las arcas regionales: «Tras llegar a la administración autonómica nuestra sorpresa viene al ver que los ingresos previsibles que tenían contabilizados el anterior Gobierno, no eran tales. Eran mucho menores y, sin embargo, los gastos reales eran mucho mayores también a los contabilizados. Con lo cual, las cuentas no es que esté mal, están peor y no han dejado un euro. En definitiva, que ha entrado un nuevo gobierno, que se ha encontrado con una administración entrampada, asfixiada por las deudas, sin un euro, con más de 120.000 parados y con un presupuesto que es un caos y que además lo tenían maquillado y retocado para no alarmar».

Por todo ello, Parejo explica que en la situación actual, será difícil apoyar al certamen literario: «Gastarse 90.000 euros en un certamen cuando hay 3.000 parados en un municipio... y cuando muchos de esos vecinos están viviendo de la caridad es duro. Pero respetamos la decisión y la autonomía municipal. Nos han pedido 24.000 euros, de los que 12.000 son para gastos del jurado. El Presidente va a realizar ajustes severos, reformas duras, los euros van a ir a lo esencial y no a lo accesorio. El premio Felipe Trigo puede hacerse y debe hacerse, pero pueden y deben recortarse los gastos... Los tiempos han cambiado y eso lo saben los extremeños, pese a que alguno no se haya enterado».

En este sentido, el coordinador de la Junta recuerda que hay ciudades que no reciben subvenciones para sus certámenes: «Los premios de poesía, novela, periodismo, pintura y escultura Ciudad de Badajoz se organizan por el Ayuntamiento y no reciben un euro de la Junta, ni la 'Noche en blanco' tampoco».

Esto no significa, como apunta Parejo, que «demos todo nuestro apoyo logístico al Felipe Trigo porque apoyamos la cultura, pero entendemos que las cosas se pueden hacer con menos dinero, aplicando la austeridad, la creatividad y agudizando el ingenio».

Fotos

Vídeos