Facebook crea una Corte Suprema para poner orden en la red social

Mark Zuckerberg, CEO de la red social./REUTERS
Mark Zuckerberg, CEO de la red social. / REUTERS

Adoptará decisiones en las que Zuckerberg no podrá tomar partido

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

Facebook se ha puesto manos a la obra para vigilar los contenidos que se alojan en su plataforma. En noviembre del año pasado, Mark Zuckerberg, CEO de la red social, adelantó su plan para poner en marcha una corte suprema que vigilar y resolver los problemas que tengan los usuarios en la plataforma.

«El consejo será un defensor de nuestra comunidad, apoyando el derecho de las personas a la libre expresión y asegurándose de que cumplamos con nuestra responsabilidad de mantener a las personas seguras», explicó Zuckerberg en un post.

El órgano de supervisión «independiente» cuenta, al menos, en sus inicios con 11 miembros, aunque los sillones serán ampliables «hasta 40 miembros», escribía Zuckerberg en el anuncio en su muro. El puesto en la corte suprema de la red social no es vitalicio y no podrán superar los nueve años, divididos en tres trienios. Además, los nombres de los miembros y todas las decisiones de moderación que adopten los jueces estarán disponibles en una base de datos pública online.

La junta escuchará las denuncias tanto de usuarios y de los propios trabajadores de la compañía. «En su selección, la junta buscará considerar casos que tengan el mayor potencial para guiar decisiones y políticas futuras», dice la carta. Sin embargo, según explica la compañía, esta junta no sustituye a los equipos de moderación y control. «Para presentar una queja, un usuario debe haber agotado todas las apelaciones en el sistema de moderación que Facebook ya tiene implementado», destaca.

Al igual que ocurre con las reclamaciones en la Administración Pública, los usuarios se dirigirán a los 40 miembros a través de un escrito argumentado y tendrán, además, el derecho de testificar en persona si «así lo decide la corte». «La decisión de la junta será vinculante, incluso si yo o alguien en Facebook no está de acuerdo con ella», apunta Mark Zuckerberg. «La junta utilizará nuestros valores para informar sus decisiones y explicar su razonamiento abiertamente y de una manera que proteja la privacidad de las personas», añade. Aunque las decisiones de la junta se pondrán a disposición del público, los detalles de la divulgación pública aún no están claros.