Los nueve linces acogidos en Zarza de Granadilla por el incendio en el Algarve vuelven a casa

Los nueve linces acogidos en Zarza de Granadilla por el incendio en el Algarve vuelven a casa

Un incendio forestal en el Algarve afectó al Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves, que tuvo que ser desalojado

AGENCIAS/REDACCIÓN

Los nueve linces acogidos en el centro de cría de Zarza de Granadilla (Cáceres) tras un incendio que afectó al centro de reproducción portugués de Silves, el pasado mes de agosto, han iniciado el regreso a las instalaciones lusas.

Más información

Así lo ha indicado el Instituto de conservación de la naturaleza y los bosques, que señala que este pasado martes regresaron al Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico cuatro primeros ejemplares del total de 29 que fueron trasladados a centros españoles, nueve de ellos al de Zarza de Granadilla, según informan desde el programa de Conservación Ex-situ.

Está previsto que los ejemplares vayan retornando a Portugal a lo largo de esta semana los linces recibidos entonces en los centros de El Acebuche, La Olivilla y Zarza de Granadilla.

El incendio forestal que este verano asoló el Algarve afectó al Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves, que tuvo que ser desalojado. Los 29 ejemplares de lince ibérico que fueron evacuados fueron llevados a diferentes espacios.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), que gestiona dos de los cuatro centros de cría de la especie que hay en la península -El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, y el de Zarza de Granadilla- mostró desde el primer momento su apoyo y su disposición a acoger a los linces evacuados.

Finalmente ocho fueron a El Acebuche, nueve a Granadilla y doce a La Olivilla (Jaén), éste último gestionado por la Junta de Andalucía.

Los linces fueron trasladados en jaulas de transportes y transportines hasta España. El viaje fue coordinado por un biólogo, un veterinario y un técnico.

Al Centro de Cría de Zarza de Granadilla llegaron la hembra Juncia con sus tres cachorros y el padre Fado, las hembras sin cachorros Fruta, Fresa y Juromenha y el macho Fresco.

La aclimatación de estos animales, así como del resto de linces trasladados a los centros de El Acebuche y La Olivilla, «fue muy buena» y tras unos meses fuera de casa los linces regresan ahora a las instalaciones portuguesas.

 

Fotos

Vídeos