La comarca de Las Hurdes recupera la cobertura de Movistar tras seis días sin señal

Vistas de Pinofranqueado/AYUNTAMIENTO
Vistas de Pinofranqueado / AYUNTAMIENTO

Ha afectado a municipios como Pinofranqueado, Caminomorisco, Azabal o Casares de Las Hurdes

A.A.

Durante casi una semana, los móviles con cobertura de Movistar en Pinofranqueado (1.748 habitantes) han servido para hacer fotos, para avisar al 112 si hay alguna emergencia y para poco más. Nada de llamadas ni de conectarse a Internet. «Por las mañanas se podían usar aunque con bastantes problemas, pero al llegar la tarde, sobre las cuatro aproximadamente, dejaban de funcionar». Lo contaba este martes Lourdes Rodríguez, que tiene una asesoría en este municipio de la comarca cacereña de Las Hurdes, en el norte de la región. Eran las dos de la tarde, hablaba por el teléfono fijo de la oficina y la conversación se interrumpía cada medio minuto porque se le dejaba de escuchar.

Una situación que según las denuncias que han proliferado en redes sociales, ha afectado también a otros municipios cercanos, como Caminomorisco, Azabal o Casares de Las Hurdes. «Todo lo que funciona mediante antena en vez de cable va mal», resumía entonces un compañero de trabajo. Uno de los que desde el pasado jueves y hasta este miércoles, padecieron las incomodidades de la vida sin teléfono móvil. La personal y la profesional, porque la incomunicación digital les ha generado inconvenientes que han alterado el día a día tanto en casa como en el trabajo. «El problema se ha producido estando en plena campaña de presentación del segundo trimestre del IVA y de la declaración de la renta de nuestros clientes, y como la información se la pasamos a Hacienda por vía telemática, no hemos podido hacerlo durante días, y el plazo termina el 22», expone Lourdes Rodríguez. «Y qué decir –continúa– de nuestros clientes que tienen comercios y no han podido usar sus datáfonos. Más aún teniendo en cuenta que estamos en verano, en la época en la que estos negocios generan buena parte de sus ingresos anuales, al estar en una población turística».

Discriminación rural

Tras advertir la incidencia y transcurrido un margen de tiempo para que la compañía subsanara el error, algunos usuarios expresaron sus quejas en público. En ocasiones, acompañadas por reflexiones sobre la diferencia de trato entre el ámbito rural y el urbano. «¿Ustedes creen que si esto pasara en Madrid estarían seis días sin cobertura»?, se pregunta Lourdes Rodríguez, que cree inaceptable que este tipo de situaciones se den en pleno siglo XXI, y que no son precisamente una ayuda para el problema de la despoblación.

Por su parte, la compañía admite la incidencia y afirma que ha afectado a Pinofranqueado y su entorno. Según Movistar, el problema ha dado lugar a interrupciones intermitentes del servicio, unas veces de corta duración y en otras ocasiones más prolongadas. Igualmente, asegura que el problema quedó solventado en la mañana de este miércoles.